La depresión también enferma el corazón

Múnich, 14 ene (dpa) – Las depresiones afectan al corazón y en el caso de los hombres representan un riesgo similar para las afecciones cardíacas que un colesterol alto o la obesidad, según un estudio publicado por investigadores alemanes en la revista «Atherosclerosis».

«Un fenómeno psíquico puede tener una mayor influencia sobre el cuerpo de lo que se pensaba hasta ahora», señala Karl-Heinz Ladwig, director del estudio.

El análisis fue realizado por investigadores del Centro Helmholtz de la Universidad Técnica de Múnich (TUM) y del Centro Alemán de Investigaciones Cardiovasculares (DZHK), que estudiaron los datos de 3.428 hombres de entre 45 y 74 años a lo largo de 10 años.

La conclusión a la que llegaron es que el 15 por ciento de las muertes derivadas de enfermedades cardiovasculares habrían podido evitarse sin la coexistencia de una depresión. Ello convierte a esta enfermedad en un factor de riesgo similar a los clásicos problemas físicos de elevado colesterol y obesidad, según Ladwig. Solamente el tabaco y la alta tensión representan un peligro mayor.

«En los pacientes de alto riesgo, el diagnóstico acerca de si existe una depresión debe convertirse en una prueba estándar», subraya Ladwig. Los médicos deben tener presente que «un ánimo depresivo forma parte del cuadro de riesgos de las enfermedades cardiovasculares». Y su prevención puede evitar ataques cardíacos y, en casos extremos, salvar vidas.