Weimar (Alemania), 9 jul (dpa) – Conciertos al mediodía, talleres, lecturas, visitas guiadas por la ciudad: en la Bienal de Bach en la ciudad alemana de Weimar, los visitantes tienen la oportunidad hasta el domingo de descubrir los vínculos entre el genial compositor Johan Sebastian Bach (1685-1750) y la escuela de diseño Bauhaus.

El festival «form follows Fuge» (La forma sigue a la fuga) busca establecer las conexiones entre las fugas de Bach y las obras de los maestros de la Bauhaus.

El principio de diseño «la forma sigue a la función» desempeñó un papel importante para la Bauhaus, la escuela de arte, diseño y arquitectura fundada por Walter Gropius hace 100 años en Weimar.

Bach, nacido en Eisenach, trabajó en Weimar en 1703 y de 1708 a 1717. Como organista de la corte escribió allí importantes obras.