Gaspar Llamazares, portavoz parlamentario de IU en la Junta General, instó esta al resto de grupos parlamentarios a “pasar de las musas al teatro”, concretando todas las cuestiones pendientes una vez pasado ya el Debate de Orientación Política. A juicio del portavoz de IU en primer lugar es necesario un acuerdo presupuestario, a corto plazo, para que el presupuesto esté a mediados de noviembre en la Cámara y para que sea un presupuesto de cambio y social. Para Llamazares es también obligado llegar a un acuerdo para una agenda legislativa porque los próximos tiempos no pueden ser solo de inspección, investigación e “inquisición”, como proponen algunos grupos hasta final de legislatura. “Creemos que la inspección e investigación son necesarias pero hay una decena de leyes que es necesario dar vía. Algunas son muy importantes en materia de asuntos sociales, en sanidad u ordenación del territorio”, certificó el diputado de IU.

La tercera cuestión que requiere concreción son los acuerdos para: lograr un marco bilateral -comunidad autónoma y Estado- para seguir las obras de infraestructuras –que están con una ejecución bajísima- y otro “frente común” que defienda Alcoa y la industria asturiana frente a los “malos vientos que vienen”. En relación a Alcoa el portavoz de IU demandó al resto de grupos y partidos “no trocear la solución ni quemar etapas”. “No trocear la solución” quiere decir, según Llamazares, que la alternativa son las dos plantas, no una frente a otra. “No quemar etapas” significa no ir demasiado pronto a un nuevo empresario sino de mantener la presión sobre Alcoa para que mantenga abierta las plantas en Asturias y en Galicia, reiteró el portavoz parlamentario de la coalición.

Por otro lado, en el orden del día del pleno de esta semana IU llevará una interpelación sobre la regulación del juego en Asturias y el incremento de locales de apuestas, una pregunta sobre el impulso del área central por parte del Gobierno y la moción subsiguiente en la que se propone una comisión o mesa bilateral para realizar el seguimiento de la ejecución de las obras del Estado central en Asturias.