Connect with us

Actualidad

Intensifican los controles en los centros de test de covid-19 en Alemania

Publicado

el

Covid-19Berlín, 6 jun (dpa) – Los centros de test de coronavirus en Alemania serán sometidos a controles más estrictos debido a sospechas de fraude en la facturación de pruebas, que son gratuitas para los ciudadanos y cuyos costes son cubiertos por el Estado.

Según planes del Ministerio de Salud a los que tuvo acceso dpa, los prestadores de este servicio en centros privados serán sometidos a una evaluación más intensa y se les reembolsará menos dinero.

La sospecha de amplio fraude surgió a partir de reportes de las emisoras WDR y NDR y del periódico «Süddeutsche Zeitung» a fines de mayo. La estafa consistiría en facturar al Estado más pruebas de las realizadas realmente.

De acuerdo con estos informes, el número de test facturados por varios centros que fueron observados por los reporteros superaba significativamente la asistencia de personas en determinados días.

La Fiscalía de la ciudad de Bochum, en el oeste de Alemania, dio a conocer el viernes pasado que dos hombres fueron detenidos en relación con esta sospecha.

Los centros que ofrecen pruebas gratuitas a los ciudadanos se multiplicaron en las ciudades alemanas en las últimas semanas. Están financiados por el Gobierno y son utilizados por los residentes para demostrar que son negativos y poder así acceder a museos o cenar en restaurantes.

A partir de ahora, los operadores de los centros podrán obtener un reembolso de ocho euros (casi diez dólares) en lugar de los 15 euros que recibían los que trabajaban con personal médico y los 12 euros que cobraban los que realizaban pruebas sin personal especializado.

Como las pruebas son ahora más baratas, sólo podrán cobrar una tarifa plana de tres euros en lugar de hasta seis euros.

De acuerdo con esta iniciativa, las autoridades de los estados federados y de las comunas buscan que se respeten los estándares y la fiabilidad de los centros también mediante controles aleatorios.

La iniciativa también apunta a que las autoridades sanitarias solo puedan encomendar la tarea a los centros de forma individual.

El proyecto establece que «todos los centros que recibieron encargos anteriormente vuelvan a ser examinados».

Además, todos los proveedores de los test deberán conectarse a la aplicación de alerta de coronavirus, de manera que los resultados puedan consultarse desde allí.

El Ministerio subraya que, sin los aproximadamente 15.000 centros de test gratuitos para los ciudadanos, no sería posible aplicar las flexibilizaciones en la vida diaria con pruebas actualizadas diariamente.

Los ministros de Salud del gobierno federal y de los estados federados acordaron el endurecimiento de las normas tras conocerse estos presuntos fraudes.

Advertisement

Recomendado

Radio

Publicidad

LO MÁS LEIDO....