Innsbruck, un destino turístico inolvidable

231

Innsbruck, capital del estado occidental de Tirol en Austria, es una ciudad en los Alpes que ha sido durante mucho tiempo un destino turístico líder en la práctica de deportes de invierno. Además, también es conocida por su arquitectura imperial y moderna.

En diciembre Innsbruck ofrece mucho más que los lugares de interés tradicionales. Hay cientos de opciones para el disfrute de los visitantes, tanto para adultos como para los más pequeños de la casa.

Una de las actividades más populares que atrae a cientos de turistas cada año es el mercadillo de Navidad del casco antiguo que no solamente tiene una gran importancia histórica y cultural en Innsbruck, sino que es uno de los mercadillos más populares y grandes del mundo. Su belleza y su variedad atrapan la atención de cualquiera.

No obstante, si visitas Innsbruck, a continuación, te mencionaremos algunos de los lugares que tampoco te puedes perder:

Visitar el Tejadillo de Oro

En primer lugar, te recomendamos que visites el Tejadillo de Oro que es un símbolo del antiguo centro de Europa. Este espléndido mirador fue encargado por el emperador Maximiliano I en 1500 y está recubierto con 2.657 tejas de cobre doradas al fuego, todas ellas originales. La vista del Tejadillo de Oro con la majestuosa cordillera Nordkette al fondo es una de las imágenes más típicas de la ciudad de Innsbruck.

Visitar Bergisel

También es importante que visites Bergisel, la cual, posee un importante trampolín de salto de esquí olímpico de 50 metros de alto con restaurante y plataforma panorámica diseñados por la arquitecta Zaha Hadid. Este moderno símbolo de la ciudad de Innsbruck fue un lugar de culto prehistórico y el escenario de las luchas a principios del siglo XIX.

Visitar el Castillo de Ambras

Se trata de una construcción medieval que fue transformada en un castillo renacentista del siglo XVI por el archiduque Fernando II. Destacan la Sala Española, las colecciones de arte, armaduras y de curiosidades, la galería de retratos y el jardín del castillo.

Visitar la Iglesia de la Corte

La iglesia de la corte fue construida a mediados del siglo XVI como monumento conmemorativo para el emperador Maximiliano I. El cenotafio está rodeado por 28 estatuas de bronce de gran tamaño. También es recomendable descubrir la capilla de plata.

Como ves, Innsbruck es un destino turístico de lo más interesante en el que no sólo podrás conocer innumerables monumentos y lugares históricos, sino que tendrás acceso a disfrutar de miles de actividades recreativas que nunca antes has realizado y que te garantizarán unas navidades de lujo e inolvidables.