Inauguración de los accesos al PEPA

0
116

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ha abierto este lunes al tráfico los accesos al Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA), en Avilés, tras una inversión superior a los 26,5 millones y más de una década de trabajos.

Los consejeros de Infraestructuras, Benigno Fernández Fano, e Industria, Isaac Pola, han visitado hoy Avilés, en compañía de la alcaldesa, Mariví Monteserín, y otras autoridades. Durante el acto, han reivindicado la importancia de una actuación de gran complejidad que resuelve todos los movimientos posibles entre el PEPA, la N-632 y la antigua autovía AI-81, hoy denominada AS-392, en todos los sentidos de circulación.

La pasarela de acceso al PEPA llevará el nombre de Daniel Alonso en reconocimiento a una trayectoria empresarial caracterizada por su labor de impulso y modernización de la industria asturiana y su apuesta por la investigación, la innovación, la cualificación del trabajo, la internacionalización comercial y la protección medioambiental.

Con seis décadas de vida empresarial, el Grupo Daniel Alonso ha alcanzado una significativa expansión por Europa, Asia y América. Con sede en Avilés, participa en proyectos líderes a nivel mundial y fabrica estructuras de acero para la producción de energías renovables, el diseño y fabricación de equipos y grandes estructuras para el sector petroquímico, energético, naval, de grandes bienes de equipo, y el tratamiento integral del acero. Esta trayectoria ya le hizo merecedor de la Medalla de Asturias, en 2007, y de la del Mérito en el trabajo, en 2011.

En lo que respecta a las características técnicas, tal y como ha explicado el director general de Infraestructuras José María Pertierra, el enlace del PEPA tiene forma de trompeta, con un vial perimetral de doble calzada en el borde sureste del Parque Empresarial, que conecta con la autovía, la variante de Avilés y la margen derecha del puerto. La plataforma de los viales se ha resuelto con siete grandes estructuras de tableros mixtos con cajón metálico y losa superior de hormigón. Además, en dos de ellas, una sobrevolando la AS-392 y otra de desembarco en el polígono, se ha proyectado doble tablero debido a que se sitúan en el ramal principal de acceso al PEPA, de doble sentido. Estos elementos suman un coste de 17 millones, aproximadamente un 64% del presupuesto total de las obras.

La correcta integración de las obras en el medio ambiente se consigue con las medidas correctoras de impacto ambiental oportunas, tales como la hidrosiembra de taludes de desmonte y terraplén, cubriendo una superficie de más de 25.000 metros cuadrados y la plantación de arbustos. También se han instalado 2.000 metros de pantallas anti-ruido.