Ciudad de México, 1 nov (dpa) – El escritor español Luis Goytisolo fue galardonado hoy en Ciudad de México con el Premio Carlos Fuentes a la Creación Literaria, en una ceremonia en la que se describió su narrativa como “una indagación profunda en las tinieblas de nuestras conciencias”.

Goytisolo, de 83 años, recibió el galardón mexicano, dotado de 250.000 dólares, en la residencia oficial de Los Pinos, en un acto encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto y la viuda de Fuentes, Silvia Lemus.

“Leer a Goytisolo es gozar y agradecer una obra en la que conviven la fascinación por la belleza y la lúcida mirada ante la crudeza del mundo”, dijo durante la ceremonia la ministra de Cultura de México, María Cristina García.

El premio, uno de los más relevantes de las letras en español, se concede cada dos años desde la muerte de Fuentes en 2012 y consiste también en un diploma y una obra escultórica del artista Vicente Rojo.

El escritor, nacido en Barcelona el 17 de marzo de 1935, dedicó su discurso a la vigencia de la novela, que auguró sobrevivirá a los “best-sellers” sin calidad, la literatura ligera y la era de los teléfonos móviles.

“Pese a tal panorama, hay gente que lee y la novela sigue teniendo público, su público”, afirmó el autor de “Antagonía” y “Estatua con palomas”, de familia de escritores.

“Para todo verdadero novelista lo que cuenta no es el cuento, sino la capacidad del texto de implicar al lector en su contenido. Es decir, que el lector se sienta personalmente afectado por el relato, que lo leído le ayude a entender mejor el mundo y al entender mejor el mundo acabe entendiéndose mejor a sí mismo”, dijo.

El premio se otorga a autores de larga trayectoria que hayan enriquecido el patrimonio en español. Los anteriores ganadores fueron el Premio Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa, el escritor nicaragüense Sergio Ramírez y el poeta mexicano Eduardo Lizalde.

En su discurso de agradecimiento Goytisolo recordó que su primer encuentro con Fuentes fue en Barcelona en la década de 1970, cuando la ciudad todavía no era “una galería comercial para turistas”.

Sin embargo, afirmó que la amistad empezó mucho antes cuando Fuentes y otros intelectuales organizaron una campaña internacional para lograr su liberación cuando estuvo preso en la cárcel de Carabanchel durante el franquismo.

El presidente del jurado, Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua, dijo que “Luis Goytisolo es un narrador insólito en el espacio de la narrativa contemporánea”.

Sus novelas, añadió, en ocasiones carecen de personajes o sólo los identifican con una letra mayúscula y no tienen la estructura lineal de las clásicas.

“Tal vez lo que desea poner en relieve Luis Goytisolo es que la vida no transcurre de acuerdo con ningún orden, sino que es un conjunto de sucesos presididos por el azar”, indicó. Su narrativa es “una indagación profunda en las tinieblas de nuestras conciencias”.

Por Andrea Sosa Cabrios (dpa)