Francisco Blanco pone fin a su etapa como Consejero de Empleo, Industria y Turismo

583

Francisco Blanco Ángel (Gijón, 1969), consejero de Empleo, Industria y Turismo, ha decidido reincorporarse a su puesto de trabajo en la Universidad de Oviedo, en la que es profesor de Hacienda Pública. La dimisión se hará efectiva en los próximos días.

Blanco ha agradecido por escrito al presidente Javier Fernández la confianza que le otorgó al encomendarle la gestión de la consejería, una decisión que le permitió trabajar casi dos años a su lado al servicio de los asturianos. En la misma carta, anuncia su firme deseo de regresar a la labor universitaria. Blanco ya había comunicado su propósito hace meses al jefe del Gobierno. Después de varias conversaciones, ambos acordaron no hacer pública la dimisión hasta que concluyesen las primarias del Partido Socialista.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y doctor en Economía, Blanco es profesor titular en el área de Economía Pública en la Universidad de Oviedo y autor del libro La economía socialdemócrata. Crisis y globalización (2014). Afiliado al PSOE, fue director general económico-financiero del Ayuntamiento de Gijón desde 2007 hasta 2011. También ejerció la portavocía socialista en la comisión municipal de Hacienda desde 2011 a 2015. Miembro de la ejecutiva de la FSA, es secretario de Desarrollo Socioeconómico y Programas, responsabilidad por la que asumió la coordinación del programa electoral para las autonómicas de 2015.

El presidente del Gobierno le ha agradecido el “buen trabajo realizado durante sus dos años de gestión”. Al frente de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo, Blanco lideró las negociaciones con los sindicatos y la patronal que concluyeron con la firma del acuerdo para la Competitividad Económica y la Sostenibilidad Social 2016-2019. La mejora de las conexiones aéreas fue otra de sus prioridades: actualmente, Asturias cuenta con la mejor oferta de vuelos de su historia, enlaces con 14 aeropuertos nacionales y conexiones directas con ocho terminales europeas. También promovió una campaña de expansión turística que contribuyó a que el Principado alcanzase en 2016 la cantidad récord de más de dos millones de visitantes.