Guadalajara (México), 27 nov (dpa) – Un hombre con un micrófono pide la atención de la gente para después dar paso a unos confusos gráficos que se transmiten en las pantallas y que acompañan una cumbia mezclada electrónicamente a todo volumen: los extraterrestres irrumpen así en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

“Ey, tú, lector, voltea, sí, tú, voltea, lector con libros en los ojos”, interpela alguien con un micrófono en el corazón del stand que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tiene en la mayor cita editorial del mundo hispanohablante.

“Gente de la FIL, lectores, ‘memeros’, contribuidores al sistema económico, alienígenas, inteligencias artificiales”, agrega el hombre, que precisamente viste una camiseta con la cara de un alien verde.

El personaje, que consigue su cometido y provoca la atención que buscaba de los curiosos que pasean entre las filas interminables de libros y publicaciones en la ciudad mexicana, es Pierre Herrera, escritor mexicano que en 2014 ganó el Premio de Ensayo María Zambrano.

La performance, que ocurre la tarde del domingo en la Feria, uno de los días más concurridos de las diez jornadas que dura el evento, está titulada “Maussan Wave”, o la “Ola Maussan”, por Jaime Maussan, un conocido conductor mexicano de televisión que se dedica a la “búsqueda de vida extraterrestre” y sus “contactos con humanos”.

Herrera está acompañado por Canek Zapata, editor y poeta que trabaja para el Centro de Cultura Digital mexicano, y por un experto en “gifs”, artefactos digitales que se han popularizado masivamente en redes sociales debido a que son videos breves, la mayoría de las veces sin sonido, y que se repiten sin cesar en un “loop”.

El trío de artistas lo completa David Alejandro Martínez, ensayista e investigador, también mexicano, como los dos anteriores, que se encarga de mezclar la música que acompaña los gráficos de Zapata y las interacciones de Herrera con el público.

Mientras la cumbia suena, Martínez y Herrera combinan fragmentos de audio de declaraciones de Maussan sobre contactos “del primer tipo”, y explicaciones sobre cómo “los gobiernos del mundo ocultan información importante sobre la vida extraterrestre”. “Son apropiaciones”, advierten.

Al mismo tiempo, Zapata se enfoca en presentar en las pantallas del stand de la UNAM una serie de gifs de aliens de todo tipo, grabaciones de películas sobre el tema, combinado con lenguaje de programación al estilo de “Matrix”, además de citar frases también sobre ovnis.

Zapata, Herrera y Martínez formaron en 2016 la editorial “Broken English”, encargada de la performance y que es “la única editorial con una dirección de Internet que termina en ‘punto lol'”, añadió uno de ellos para la risa del público.

“Vimos que todos publicaban poesía en Internet en páginas blancas donde lo más interesante visualmente eran los ‘banners’ de anuncios, y decidimos hacer una editorial en Internet que aprovechará las posibilidades multimedia que permite la página web”, explica a dpa Zapata.

“No pensamos que la literatura tenga límites. Nuestra propuesta es ‘intermedial’, te obliga a salir de la página, pero también a regresar a ella”, señala por su parte Martínez. “Nosotros pensamos en estructuras ‘meméticas’, es decir, como ‘memes’: si no se comparte y no le llega a nadie, no tiene vida”, finaliza.

Las primeras filas se encuentran llenas de gente joven, entusiasmada por la combinación y el “remix” de cumbias y otras canciones. Pero los curiosos son más heterogéneos.

Padres de familia con sus bebés en brazos, señoras que van en grupo y se detienen ante el escándalo, y otros que no saben muy bien lo que están viendo pero que no pueden dejar de hacerlo. Al final, todos piden una canción más.

“No sé qué está pasando, pero está muy bueno”, señala José Luis Ibarra, de 45 años. “Estaba viendo los libros y vi que empezaron a tocar, está muy entretenido, lo que sea que es”, completa.

“Broken English” ha publicado cuatro libros, todos ellos en formato electrónico y interactivo, y espera sacar pronto el quinto. El primero fue el poemario “Cansei de ser sensible” de la escritora argentina Tuti Curani. Además, han publicado “Las Noches son así”, de la mexicana Isabel Zapata, entre otros.

Sin embargo, y a pesar del éxito de la irrupción alienígena en la Feria, el momento más tenso de la tarde fue cuando un hombre visiblemente enojado se acercó a los gritos contra los artistas, concentrados en lo suyo. “Bájale al volumen, bájale”, gritó varias veces, lanzando insultos y el colectivo sucumbió al pedido.

Cuando fue el turno de las preguntas del público, después de los elogios de gente de todas las edades, una muchacha pidió la última palabra. “Mi recomendación es que la próxima no le bajen, todos tenemos nuestro espacio en la Feria”, manifestó. Incluso los extraterrestres tienen el suyo en Guadalajara.

Por Manuel González Vargas (dpa)