Evolución del sistema de la dependencia en Asturias

Comparecencia de Melania Álvarez en la Junta General

Derechos Sociales Junta GeneralLa Consejería de Derechos Sociales y Bienestar prevé alcanzar en este año una reducción del 95% de la lista de espera para la valoración de las personas con algún grado de dependencia. Este descenso responde a la puesta en marcha del plan de choque que el Principado aprobó a finales de 2019 y que ahora se ejecuta en su cuarta y última fase.

La consejera Melania Álvarez ha avanzado estas previsiones en la Junta General, donde ha presentado un balance global sobre la evolución del sistema de la dependencia en Asturias desde el inicio del plan de choque, el primer compromiso que adoptó al asumir el cargo.

Tras una primera fase de análisis que se llevó a cabo de septiembre a diciembre de 2019, se reorganizaron las tareas y se fijaron objetivos individuales para los empleados públicos. Además, se reforzó la plantilla en este ámbito con 31 personas más, al pasar de 75 a 106, lo que supuso una inversión superior al millón de euros. “A medio plazo conseguimos eliminar duplicidades y simplificar la tramitación mediante la mejora de las herramientas informáticas y la suscripción de convenios con entidades locales de las áreas l, lll y Vlll para la encomienda de las valoraciones en sus concejos”, ha explicado Álvarez.

Posteriormente, durante el ejercicio 2020, y a pesar de las limitaciones derivadas de la pandemia sanitaria y del estado de alarma, Derechos Sociales redujo la lista de espera de las valoraciones un 41,5% y la de personas a la espera de prestación, un 47,7%. “Pese a las adversidades que hemos tenido que afrontar a causa del coronavirus, ahora hay 5.047 personas menos esperando por su valoración o por su programa individual de atención. Siempre hemos dicho que somos un Gobierno que no se confirma”, ha agregado la consejera.

Desde la puesta en marcha del plan de choque, en diciembre de 2019, y hasta febrero de 2021, el número de personas dependientes que reciben asistencia ha pasado de 21.083 a 24.367.

La cuarta y última fase de ese plan se centra en modificar la normativa sobre el procedimiento y las prestaciones de la dependencia. “El nuevo marco contribuirá de manera decisiva a la mejora del sistema, ya que se basa en evidencias y se ha elaborado bajo una única óptica: la de facilitar el ejercicio de sus derechos a las personas dependientes y a sus familias”, ha asegurado la titular de Derechos Sociales.