Eligiendo el mejor portátil i7 para gaming

Cuando se decide adquirir un portátil i7 que también te permita disfrutar del gaming a un precio decente, entonces puede parecer que no es demasiado fácil poder encontrar el adecuado. Pero, con una serie de consejos de compra, se puede conseguir un buen producto para gamers sin que ello suponga un gran desembolso.

portátil i7

Además, al tratarse de un procesador de alto rendimiento, como los Intel Core i7, este portátil podrá desempeñar multitud de funciones de una forma rápida y ágil, desde codificación de vídeo, compresión, virtualización, etc. Por tanto, no solo podrás tener un portátil para jugar, sino podrá servir para casi cualquier aplicación.

¿Cómo elegir el hardware adecuado para el portátil i7?

Un microprocesador Intel Core i7 sin un buen hardware equilibrado que lo acompañe no serviría de mucho. De lo contrario, se podrían presentar cuellos de botella que podrían terminar lastrando el rendimiento del sistema, pese a que el procesador central sí que rinde adecuadamente. Por eso, este chip debería ir acompañado de:

Memoria RAM

La CPU del portátil i7 debe estar bien alimentado de datos e instrucciones para que pueda procesarlos rápidamente. Para ello, se necesita una memoria RAM rápida y con una capacidad adecuada para la mayoría de los títulos de videojuegos AAA actuales.

Por lo general, un portátil i7 debería contar con memoria DDR4 si es de última generación. Y la capacidad, debería ser de al menos 8 GB o más. Si tiene 16GB sería ideal incluso para esos títulos de videojuegos más exigentes.

Si no se alcanzan los 16GB, no debería ser una obsesión si cuenta con un slot adicional para poder amplia dicha capacidad en un momento dado. Lo único que se debe evitar es los ultrabooks con módulos de memoria soldados, que te impediría ampliar la capacidad si lo necesitas.

GPU

La GPU o tarjeta gráfica debería ser dedicada, evitando las GPUs integradas. Estas tarjetas tienen un plus de rendimiento frente a las Intel HD Graphics. Y si el equipo va a destinarse para gaming, esto es mucho más importante.

En el caso de videojuegos que necesitan pocos recursos o títulos retro, no es imprescindible contar con una gráfica muy potente. En cambio, si es para videojuegos más modernos y exigentes, debería contar con una gráfica NVIDIA GeForce GTX 1660 o AMD Radeon RX 5500M como mínimo.

Si lo que buscas es el máximo rendimiento, entonces se debería seleccionar modelos con un modelo RTX 2000-Series o 3000-Series, más aún si se va a jugar con altas resoluciones 4K o se va a usar VR.

En cuanto a la VRAM, dependiendo de cada modelo elegido irá acompañada de más o menos cantidad de memoria para gráficos. Por lo general, están bien equipadas, pero si se va a optar por jugar a resoluciones más elevadas, siempre hay que intentar que tenga una capacidad decente. Con 6-10GB debería ser suficiente para la mayoría de los casos.

SSD

El disco duro de estado sólido del portátil i7 también te ayudará mucho con la carga rápida de las partidas, para que se demoren lo mínimo. La diferencia es palpable cuando se compara con un HDD mecánico. A parte de eso, el SSD no debería de acelerar otros detalles del videojuego.

Tan solo hay un caso en los que un SSD también marcaría la diferencia en la tasa de FPS, y es en los videojuegos donde se está cargando datos desde el disco duro de forma constante. Eso ocurre, por ejemplo, en los de mundo libre. En ellos el SSD puede hacer que se note una buena diferencia de rendimiento.

En cuanto a la capacidad, hay que tener en cuenta el tamaño requerido por el videojuego o videojuegos. Generalmente, los títulos AAA suelen ocupar bastante espacio de memoria. Por tanto, es recomendable optar por discos duros de 256 GB en adelante, evitando capacidades bajas como las de 64 o 128GB.

Pantalla

Es uno de los componentes más importantes para el gamer. Un portátil i7 para gaming tiene que tener una buena pantalla de 15.6” o 17”, tamaños considerables como para poder disfrutar del contenido multimedia y de los videojuegos a un tamaño decente.

Un tamaño grande siempre debe ir de la mano de una gran resolución. Si el tamaño de la pantalla aumenta, la resolución también lo debe de hacer. De lo contrario, la densidad de píxeles baja considerablemente, por lo que la calidad de la imagen se vería afectada. Una pantalla FullHD sería una buena opción, aunque si se busca un plus, mejor elegir una 4K.

La tecnología del panel también es un factor a tener muy en cuenta. Lo ideal para videojuegos es contar con un panel LCD LED con panel TN, que son grandes opciones para videojuegos a buen precio. Aunque si se opta por un panel IPS será la mejor de las opciones por sus tiempos de respuesta, ángulos de visión y brillo de color.

Por otro lado, la tasa de refresco es muy importante para un portátil i7 para gaming. Se debería elegir una pantalla con al menos 60 Hz o más. Algunas pantallas pueden llegar a los 144 Hz e incluso tasas superiores. Un valor de 144 es más que perfecto para los más exigentes, aportando mayor velocidad a la hora de actualizar la imagen, haciendo que el videojuego se vea fluido.

Si cuenta con algún tipo de tecnología de sincronización con la tarjeta gráfica, mucho mejor. Eso elimina cortes y fallos de la pantalla, haciendo que se sincronicen GPU y pantalla. Para ello, hay que observar que disponga de soporte NVIDIA G-Sync, AMD FreeSync, o similares.

Otros requisitos

A parte de los requisitos anteriores, un buen portátil i7 para gaming tiene que tener un buen sistema de refrigeración. Se deben evitar los ultrabooks y ciertos modelos con malos comentarios sobre su refrigeración. Y es que los videojuegos son muy exigentes con el hardware, y harán que los componentes eleven su temperatura de forma considerable, por lo que es importante que no lleguen a ciertos límites y el rendimiento se vea afectado por el throttling.

Por otro lado, la conectividad y la cantidad de puertos disponibles en el portátil i7 también tiene que ser buena, para poder disponer de un enlace WiFi de alta velocidad para las partidas multijugador, o para conectar mandos de juego.

Por último, la autonomía no es lo que más preocupa en este tipo de equipos para gamers, ya que suelen estar conectados en el hogar. Pero, si se utiliza para jugar mientras viajas en transporte público, en parques, etc., entonces se debería elegir modelos con una buena autonomía, sin que implique reducir el rendimiento.

¿Qué modelos de portátiles i7 elegir?

Como recomendación final, para que puedan reunir todas esas prestaciones y obtener una marca de calidad, las opciones que existen disponibles para gaming a precios no demasiado elevados son:

  • Acer Nitro
  • MSI Modern 14”
  • MSI GF Series
  • ASUS ROG Strix
  • Lenovo Legion
  • HP Pavillion Gaming