Wuppertal (Alemania), 16 dic (dpa) – Los turistas y los usuarios tendrán que esperar hasta el próximo año para poder hacer uso del famoso tren suspendido de la ciudad alemana de Wuppertal, comunicó un portavoz de la empresa operadora WSW.

El tren monorraíl colgante, único en su tipo en el continente europeo, no funciona desde el 18 de noviembre cuando una vía de 350 metros de largo se cayó y casi rozó un coche descapotable. Dos trenes resultaron dañados.

“Aún están siendo investigandas las causas del accidente”, señaló el portavoz Holger Stephan.

Las autoridades darán a conocer a mediados de semana la fecha en la que volverá a operar el principal medio de transporte de esta ciudad de 350.000 habitantes ubicada en el oeste alemán.

El ferrocarril colgante comenzó a funcionar en 1901 y viaja a lo largo de una ruta de 13,3 kilómetros de largo. Transporta a diario unas 85.000 personas.