El Principado ya trabaja en la nueva convocatoria de las becas Severo Ochoa

La directora general de Universidades e Investigación, Cristina Valdés, ha asegurado hoy que su departamento resolverá el proceso de evaluación de las ayudas predoctorales Severo Ochoa en un plazo máximo de dos meses. “El Gobierno de Asturias mantiene un compromiso firme con la promoción de la investigación a través de diversos programas, en este caso el Severo Ochoa, porque somos conscientes de la importancia de la formación predoctoral”, ha indicado.

La responsable de Universidades ha explicado que los cambios introducidos en el procedimiento de evaluación de las ayudas suponen la equiparación con los trámites reconocidos en el ámbito académico nacional y europeo. Además, ha añadido que este proceso, que entra en su recta final, ha sido complejo al introducir novedades y movilizar a un elevado número de solicitantes, lo que supone un retraso respecto a la fecha de resolución prevista inicialmente.

Respecto a las novedades, se ha adaptado la estructura de gestión a la ya existente en los programas de ayudas análogas de ámbito estatal. Esto implica que la Administración pública correspondiente, en este caso la autonómica, se encarga de la convocatoria, la instrucción, la resolución y el control. Además, establece una relación de colaboración con los centros a los que se adscriben los beneficiarios de las ayudas. Este tipo de procedimiento es el que predomina actualmente en el campo de la investigación.

La evaluación de las solicitudes de la convocatoria de las ayudas Severo Ochoa correspondiente a 2016, publicada a finales de julio de ese año, se ha realizado según este procedimiento y se ha encargado a una agencia externa acreditada. “Este proceso confiere mayor transparencia, fiabilidad e imparcialidad a la evaluación y es el modelo hacia el que se tiende. Por ejemplo, en el caso de los proyectos de investigación, son la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva o las agencias de evaluación autonómicas las responsables del procedimiento”, ha destacado Valdés.

La directora de Universidades ha precisado que, si bien esta tramitación inicial puede alargar el proceso evaluativo, la decisión proporciona mayores garantías, mediante la revisión por pares, paneles de expertos y un comité.

La ausencia de una convocatoria de ayudas Severo Ochoa en 2015 ha supuesto un incremento en el número de solicitudes de 2016, que alcanzan las 227. Esto implica un volumen significativo de material para valorar que incluye, en cada caso, el currículo del solicitante, el del director de la investigación y la memoria del proyecto de tesis doctoral, entre otra documentación.

En este momento, la agencia de evaluación externa está desarrollando su labor con la máxima celeridad para contar con una propuesta que culminará en la publicación de un listado de 55 beneficiarios, diez más que en la última convocatoria.

Además, el Ejecutivo autonómico trabaja ya en la tramitación de una nueva convocatoria para este año.