El consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, ha presentado hoy en Muros de Nalón el Plan de Salvamento en Playas del Principado de Asturias (Sapla) 2018, que movilizará a 313 profesionales: 278 socorristas, 17 lancheros y 18 coordinadores municipales.

El plan Sapa, vigente desde 2001, extiende su cobertura a los 211 arenales ubicados en los 483 kilómetros de superficie costera del Principado y persigue cuatro objetivos: el rescate de bañistas en peligro, la asistencia sanitaria a los usuarios, la evacuación de heridos o personas enfermas y la prevención para evitar riesgos innecesarios. Concebido para garantizar la cobertura de las emergencias e incidencias que puedan surgir en el litoral, “establece puestos de salvamento, con personal socorrista, en 66 arenales: 60 de ellos con servicio diario y 6 en fines de semana”, ha explicado Martínez. A este dispositivo, que permanecerá activo hasta el 30 de septiembre, se suman las siete playas de Gijón, con servicio de salvamento propio, cuya organización y recursos corren a cargo del Ayuntamiento, aunque actúa de manera coordinada con el Servicio de Emergencias (Sepa).

El Gobierno de Asturias aporta para la ejecución de estos convenios una partida de 393.875 euros. Por un lado, 345.000 se destinan a la colaboración con los ayuntamientos para sufragar los gastos del alquiler de casetas de los puestos de salvamento y la incorporación de los socorristas y los profesionales encargados de las lanchas, que estarán a pie de playa desde las 12:00 hasta las 19:00 horas. Los otros 48.875 sirven para financiar el material necesario para desarrollar el servicio.

“El Sepa también cede a los municipios diverso material valorado en 600.000 euros, como embarcaciones y motos acuáticas, cartelería y elementos de señalización, desfibriladores y equipos de oxigenoterapia y de telecomunicaciones”, ha destacado el titular de Presidencia.

Colaboración y coordinación entre administraciones

Martínez ha valorado la colaboración que prestan los municipios y la labor que realizan tanto el Sepa como las policías locales, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, las unidades asistenciales del Servicio de Asistencia Médica Urgente (SAMU), las agrupaciones municipales de voluntarios de Protección Civil, la Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno, la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo, el Laboratorio de Salud Pública del Principado y Cruz Roja.

“Su trabajo permite una respuesta, año tras año, cada vez más rápida y muy eficaz en la coordinación de todas las personas que participan en el operativo”, ha precisado. Además, ha explicado que en 2017 se contabilizaron 10.574 intervenciones, la cifra más baja de los últimos once años. En concreto, el 92,02% fueron primeros auxilios prestados por los propios servicios de salvamento a pie de playa y sólo en 91 casos se requirió el traslado de los afectados a centros sanitarios. En total, se efectuaron 232 rescates, el 70,2% por parte de los socorristas de los distintos arenales.

Ejercicio en la playa de Aguilar

Tras la presentación, celebrada en el Ayuntamiento de Muros de Nalón, el consejero, acompañado por la alcaldesa, Carmen Arango, el gerente del Sepa y los representantes de los concejos costeros se han trasladado a la playa de Aguilar para presenciar dos ejercicios de rescate acuático realizados por los servicios de salvamento. Uno de los simulacros fue con moto de agua y el otro con tablón de rescate. Los socorristas también se ejercitaron ante una posible atención sanitaria con maniobras de reanimación cardiopulmonar.

En las playas de Muros de Nalón (Aguilar, Los Llanos y San Esteban) se registraron el año pasado cerca de 860 intervenciones, lo que convierte al municipio en el cuarto en el que más actuaciones se llevaron a cabo.