El leipzig busca seguir la racha y ganar al Bayern

0
51

Leipzig, 13 sep (dpa) – Hace unas semanas, el jefe de Red Bull, Dietrich Mateschitz, le apostó una cerveza a Uli Hoeness, presidente del Bayern Múnich, que el RB Leipzig saldría campeón en el transcurso de los próximos tres años.

Y, según el entrenador del Leipzig, Julian Nagelsmann, Hoeness puede ir comprando la cerveza. «Estaríamos todos muy felices si en el transcurso de tres años ganamos algo. Lógicamente no tenemos nada en contra si sucede antes», dijo Nagelsmann.

Por ahora, sin embargo, el juego del Leipzig aún no alcanza los objetivos, aunque Nagelsmann logró con tres victorias en tres partidos el mejor inicio de temporada del Leipzig en la historia de la Bundesliga. De hecho, encabeza la tabla de posiciones.

Con una victoria en el abarrotado Red Bull Arena, el Bayern podría quedar a cinco puntos de distancia. Si los bávaros ganan, en cambio, podrían ascender a la cima.

«Con Julian Nagelsmann lógicamente llegaron algunas ideas nuevas al Leipzig», dice el entrenador del Bayern, Niko Kovac. «Leipzig es uno de los mejores equipos de la liga». Por cierto, Hoeness sabe que este es un hueso duro de roer.

Pero también es verdad que en los últimos tiempos el Leipzig casi nunca se llevó puntos ante el Bayern. En diciembre pasado los bávaros se impusieron 1-0 en casa y en el partido de vuelta no hubo goles. Cuando en la final de la copa se trataba directamente del título, el RB Leipzig cayó 3-0.

Con el Hoffenheim, su club anterior, Nagelsmann había sufrido varias derrotas en los últimos tiempos. El técnico de 32 años las analizó y detectó el punto débil. «Teníamos demasiados jugadores con pensamiento ofensivo pero muy pocos defensores», señaló.

Ahora, en el Leipzig, el equipo está equilibrado, también en lo mental. Y es que con el sistema de «pressing» de Nagelsmann los jugadores muchas veces deben ir más allá del umbral de dolor.

«En el ‘pressing’ es decisivo hacer los últimos metros. Si no se dan los últimos pasos hacia el rival, se producen huecos. Eso es letal», remarcó el técnico.

Lógicamente en la lista de tareas de Kovac figura en primer lugar encontrar un antídoto contra el estilo de Nagelsmann. Y a pesar de que los bávaros vienen bien con nueve goles en dos partidos, Kovac no descansará ante el Leipzig.

«En los últimos partidos contra el Leipzig los resultados fueron ajustados. También este fin de semana será así», dijo el entrenador de 47 años.

La decisión quedará probablemente en manos de la habilidad individual de los atacantes. En el Leipzig destacan Timo Werner, Emil Forsberg y Marcel Sabitzer, mientras que en el Bayern las esperanzas están puestas otra vez en Robert Lewandowski así como en Serge Gnabry y Kingsley Coman. Lo cierto es que la apuesta entre Hoeness y Mateschitz no se definirá en este partido.

Por Tom Bachmann y Christian Kunz (dpa)