El Gobierno alemán cuenta con Francia e Italia para su plan libio

125

Bruselas, 13 dic (dpa) – Francia e Italia apoyan la iniciativa de paz alemana para Libia, tal y como pudo constatar la canciller alemana, Angela Merkel, en conversaciones en el marco de la cumbre de la Unión Europea (UE) con su homólogo francés, Emmanuel Macron, e italiano, Giuseppe Conte, informó un vocero gubernamental germano.

El Gobierno alemán está tratando de apoyar los esfuerzos de paz del enviado especial de las Naciones Unidas (ONU), Ghassan Salamé, a través del conocido como Proceso de Berlín.

En términos concretos, Alemania busca organizar una conferencia internacional bajo el auspicio de las Naciones Unidas con el fin de crear las condiciones necesarias para garantizar un proceso político interno en Libia.

No obstante, las noticias que llegan de Libia no son alentadoras. El mariscal del autodenominado Ejército Nacional Libio, Chalifa Haftar, anunció el jueves el inicio de una batalla «decisiva» por el control de la capital del país, Trípoli.

Haftar se opone al primer ministro libio, Fayez al Sarraj, que dirige el «Gobierno de Acuerdo Nacional» y es reconocido por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Dentro de la Unión Europea, sin embargo, el problema libio siempre ha sido objeto de controversia. Por ejemplo, existen acusaciones contra Francia de apoyar en realidad a Haftar.

Libia, un país rico en reservas de petróleo, ha estado inmerso en el caos desde la caída de Muamar el Gadafi en 2011. Haftar se ve a sí mismo como un hombre fuerte en este sentido y pretende hacerse con el poder. Su Ejército Nacional Libio lanzó una ofensiva sobre Trípoli en abril.

Según el enviado especial de las Naciones Unidas, Ghassan Salamé, recientemente avanzó hacia la capital con la ayuda de Rusia.