El director del Festival de Bach en Leipzig anuncia nuevos rumbos

0
96
Michael Maul, director artístico del Festival de Bach, en el patio de la iglesia de Santo Tomás. Foto: Sebastian Willnow/ZB/dpa

Leipzig (Alemania), 11 jun (dpa) – El director artístico del Festival de Bach en Leipzig, Michael Maul, se muestra también este año con deseos de experimentar nuevos espacios y formatos en la segunda edición del festival bajo su dirección.

Después del gran proyecto «Leipziger Kanten-Ring» del año pasado, el Festival de Bach de este año, que se celebrará del 14 al 23 de junio, saldrá de los escenarios clásicos donde se oye la música de Bach, como la iglesia de Santo Tomás y la iglesia de San Nicolás en Leipzig.

El programa incluye, por ejemplo, una cena barroca en la que los invitados pueden festejar y escuchar música al mismo tiempo.

«La música ligera del Barroco, incluyendo a Bach, es también algo para los que no son grandes fanáticos de Bach», señaló Maul. Bach, a partir de 1730, también tocaba dos veces por semana en una cafetería de Leipzig, explicó el director.

«Hay algunas melodías pegadizas de Bach que realmente no pertenecen a la iglesia», aclaró Maul. «Tenemos que regresar a ese lugar otra vez, sin abolir lo otro», agregó.

Alrededor de 160 eventos están programados para este año. La variedad es el sello distintivo del Festival de Bach, observó el director artístico y agregó que esto ya se desprende del lema de este año «Bach, el compositor de la corte».

Antes de Leipzig, el músico alemán trabajó como músico de la corte durante casi 20 años, por ejemplo, en las ciudades de Weimar o en Köthen.

«El enfoque dramatúrgico de este año nos lleva a interpretar las obras que Bach compuso en las cortes y para las cortes», señaló. «El espectro es mucho más amplio que si te concentras solo en el Bach de Leipzig», dijo Maul.

El músico alemán Johann Sebastian Bach (1685-1750) trabajó la mitad de su vida en la ilesia de Santo Tomás en Leipzig y fue organista y director de coro (Thomaskantor) donde perfeccionó la música eclesiástica. Allí también se encuentra su tumba.

El Festival de Bach se celebra en Leipzig desde 1999 y se ha convertido en uno de los eventos culturales más relevantes de esa ciudad alemana de fuerte tradición musical, universitaria y cultural.