Foto: Roland Weihrauch/dpa

Colonia/Düsseldorf/Maguncia, 3 mar (dpa) – Los payasos de los bastiones del carnaval en la zona del Rin tendrán que tener paciencia: Colonia fue hoy la primera gran ciudad en decidir que se podrá festejar el lunes de carnaval a pesar de la llegada de la borrasca “Bennet”, aunque con considerables limitaciones.

El comité de festejos de Colonia informó que se deberá renunciar a las grandes figuras, banderas, carteles, caballos y carruajes por motivos de seguridad, aunque si empeoran las condiciones meteorológicas se podrían suspender todos los festejos del tradicional “Lunes de las Rosas”, como se llama la fecha en alemán.

En la vecina Düsseldorf quieren esperar a pasar la noche y decidir el lunes por la mañana. El Lunes de las Rosas es el momento más importante del carnaval callejero.

En Colonia, cuyo Lunes de las Rosas es el más importante de Alemania, se empleará un sistema de seguridad escalonado. Las tribunas se abrirán a las 10 de la mañana, pero por precaución se quitarán todos los adornos. El servicio meteorológico alemán anunció lluvias con fuertes ráfagas de viento para amplias partes del estado de Renania del Norte-Westfalia.

Una portavoz del comité de carnaval de Colonia dijo a dpa que Colonia está tan edificada y sus calles son tan estrechas que esto podría terminar siendo una ventaja, ya que de esa forma el viento tiene menos superficie de ataque. En cambio, el desfile de Lunes de las Rosas pasa en Düsseldorf por varias avenidas anchas.

De acuerdo con el servicio meteorológico, “Bennet” pasará sobre Renania del Norte-Westfalia el lunes por la mañana con vientos de hasta 80 kilómetros por hora sin pasar por alto lugares como Colonia, Düsseldorf y amplias partes de la cuenca del Ruhr. Por la tarde, las ráfagas podrían debilitarse.