Roma/La Valetta, 13 abr (dpa) – El Gobierno de Malta anunció hoy que acepta que los 62 migrantes que llevan días en un barco de salvamento marítimo alemán en el Mediterráneo desembarquen en el país, pero para ser trasladados desde allí a Alemania, Francia, Portugal y Luxemburgo.

El barco “Alan Kurdi”, de la ONG de ayuda humanitaria alemana Sea Eye, rescató a los migrantes frente a la costa libia el 3 de abril. A la embarcación no se le permitió entrar en un puerto seguro, ya que Italia y Malta insistieron en la distribución de los rescatados a otros países de la Unión Europea (UE). Dos mujeres fueron llevadas a Malta por razones de salud.

Después de esta autorización, el “Alan Kurdi” seguirá sin poder atracar en Malta, ya que el Gobierno del país, situado a 350 kilómetros al norte de la costa libia, no lo autoriza. Un diplomático maltés dijo que los migrantes serían trasladados del barco de rescate a un buque maltés, que los llevaría a tierra.