Economía verde y digitalización para Asturias

El Comité Asesor de Fondos Europeos aprobará en su próxima reunión el mapa definitivo de estrategias de Asturias con el que el Principado optará a los fondos europeos de reconstrucción. Este documento constituirá la hoja de ruta de la comunidad para acceder con éxito a los diferentes fondos que Europa habilitará para la reparación de los daños económicos y sociales provocados por la pandemia del coronavirus, iniciar la recuperación, crear empleo y reducir la desigualdad, según ha manifestado el vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño.

Cofiño, que ha presidido la constitución del comité, ha indicado que se ha fijado un plazo de 15 días para que los integrantes de este órgano presenten sus consideraciones y sugerencias sobre el mapa diseñado por el Principado, que establece las líneas de trabajo prioritarias, de acuerdo con el plan del Gobierno de España y los criterios de la Unión Europea. “Son líneas relacionadas, principalmente, con la transición energética, la economía verde, la digitalización o el reto demográfico, entre otras”, ha explicado el vicepresidente.

A la reunión han asistido también la consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, en su calidad de vicepresidenta del nuevo órgano asesor, y los 16 vocales designados por el Gobierno, así como los representantes de los sindicatos UGT y CC. OO., la Asociación de Comarcas Mineras, la Federación Asturiana de Concejos (FACC), la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), las Cámaras de Comercio y la Universidad de Oviedo.

Además, ha acudido el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, que ha explicado, junto con el vicepresidente y la titular de Hacienda, el contenido del mapa. El objetivo final es que las propuestas con las que Asturias aspira a captar fondos de programas como Next Generation UE, que movilizará 140.000 millones de euros, se enmarquen en este documento y generen empleo sostenible y de calidad.

El mapa sienta las bases de un nuevo modelo para Asturias, con un horizonte entre 2021-2030 y más de 100 objetivos, entre los que se incluyen la transformación de la industria tradicional hacia un sistema eficiente energéticamente y no contaminante, así como el impulso de nuevos yacimientos industriales vinculados al ámbito tecnológico, la biomedicina, la economía del agua, el hidrógeno o los residuos.

Optimizar recursos

“Tenemos que aprovechar todos estos recursos extraordinarios, incluidos también los fondos de transición justa y el resto de ayudas de la Unión Europea, evitando su dispersión; es decir, optimizándolos en este mapa de estrategias en cuyos proyectos participe la sociedad asturiana”, ha indicado Cofiño.

Asimismo, ha destacado que las iniciativas que se consensúen entre el sector público y la iniciativa privada son las que mejor perfil tendrán, tanto desde el punto de vista de la financiación como de la tramitación, “porque se entiende que generarán un efecto multiplicador”.

El consejero ha remarcado que en la financiación de los proyectos “se primará su calidad, su valor de acuerdo con las líneas estratégicas que se plantean y la buena gestión de los fondos”.

La función del comité asesor constitutido es orientar al Gobierno en el análisis de las iniciativas que pueden aspirar a los fondos europeos, así como potenciar el diálogo social y ahondar en la búsqueda de oportunidades y de vías de financiación. Este órgano, junto con la Oficina de Proyectos Europeos y el Mapa de Estrategias de Asturias, conforman la estructura administrativa que dota al Principado de las herramientas necesarias para obtener el máximo rendimiento de las ayudas.