Ecoembes y el reciclaje en la Copa Davis

175

La organización sin ánimo de lucro que está centrada en el medioambiente Ecoembes, ha sido organizadora de una de las últimas campañas de reciclaje y concienciación medioambiental más importante del año.

Se trata de una acción que ha incentivado a los ciudadanos a recoger cuantas más botellas mejor, a cambio de conseguir entradas para el evento deportivo de tenis profesional, la Copa Davis.

Ecoembes participa en la campaña «Top Ten por el Mundo»

La campaña en cuestión se llama «Top Ten por el Mundo» y la organización ha corrido a cargo tanto de Ecoembes, como también de los propios responsables de la Davis Cup, así como de la organización Ecovidrio.

La acción para participar en esta campaña se ha planteado de forma muy sencilla. Hasta la celebración de la Copa Davis, que tenía lugar del 22 al 24 de noviembre, los ciudadanos interesados tenían que llevar 10 botellas de plástico o de vidrio a un punto de recogida instalado en la Plaza del Callao, en Madrid.

Simplemente llevando estas 10 botellas, los participantes podían conseguir una entrada, para asistir a uno de los partidos, que se disputaron en la Davis Cup by Rakuten Madrid Finals, entre el 18 y el 24 de noviembre.

Copa Davis promueve el reciclaje

La campaña ha contado con dos fases diferenciadas. Una, hasta el día 6 de noviembre, cuando solo se podía aprovechar el punto de recogida de la Plaza del Callao. La segunda fase ha tenido lugar desde el 6 de noviembre en adelante, con la instalación de un total de 8 nuevos puntos de recogida, dispersos por la ciudad de Madrid. Se les sumaban también un punto en Fuenlabrada y otro más en Getafe.

El objetivo que tenían Ecoembes y el resto de organizadores de la campaña «Top Ten por el Mundo» tenía una cifra, 100.000 botellas recicladas, para lo que se había preparado hasta 10.000 entradas a todos los aficionados al deporte de la raqueta, que desearan participar.

Como acto promocional y de inauguración de esta iniciativa, algunos de los máximos responsables de la nueva Copa Davis, quisieron aportar su propio reciclaje.

Albert Costa, director de las finales de esta Davis Cup; Gerard Piqué, presidente de Kosmos Tennis, principal impulsora del nuevo formato del campeonato; Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing en Ecoembes; y Borja Martiarena, director de marketing en Ecovidrio, se responsabilizaron del reciclaje de las primeras botellas.

Ecoembes y los contenedores verdes

La organización sin ánimo de lucro Ecoembes está operando en España desde el año 1996. Su primera iniciativa de gran importancia en el ámbito del reciclaje, fue el impulso de la instalación de contenedores de colores y adaptados, para diferentes tipos de residuos.

Desde entonces, la organización ha motivado una mayor instalación de contenedores, que ha aumentado no solo en ubicaciones geográficas donde colocarse, sino también de tonalidades para así poder hacer una mejor clasificación de los recursos.

Uno de estos contenedores, que además ha sido protagonista en esta campaña de «Top Ten por el Mundo», es el de color verde, dirigido específicamente al vidrio.

Aunque es un contenedor conocido de manera generalizada y muy fácil de distinguir por su característica forma semicircular, con un agüero en el centro, también muy reconocible, en realidad muchos ciudadanos se confunden sobre lo que sí pueden depositar en su interior.

La principal distinción es que se puede reciclar vidrio, pero no cristal. Este material está presente en muchos objetos, que la gente confunde y deposita en el contenedor verde, como ceniceros, vasos, pequeños espejos o incluso las bombillas.

El problema de utilizar el contenedor verde para estos residuos, es que con ello se hace más difícil su clasificación, por lo que se reduce la probabilidad de reciclaje que potencialmente podríamos aprovechar.

Ecoembes y los contenedores amarillos

Además, Ecoembes y el resto de organizadores de la iniciativa, también han querido concienciar sobre el reciclaje de plástico, que de forma general debe ir sobre el contenedor amarillo.

En este contenedor también existe una importante confusión y es que también permite reciclar briks y envases metálicos como botellas de plástico, chapas de botellas, papel de aluminio o tapones, entre otros residuos.

Gracias a la iniciativa, no solo se consigue fomentar mejor la separación de los residuos, sino que sobre todo se hace hincapié en la facilidad con la que se puede incluir una rutina relacionada con el reciclaje en nuestra vida diaria.