Disfruta del viaje de moda, viaja a Sri Lanka en 2019

0
394

2019 está a la vuelta de la esquina, y muchos amantes de los viajes y el turismo están planificando su nueva agenda para aventurarse en sus próximas vacaciones. Los lugares exóticos siguen siendo un reclamo, incluso para los turistas que han visitado los destinos más recónditos de la Tierra. Es por eso que Sri Lanka ha logrado posicionarse como uno de los destinos favoritos para viajar en el año 2019.

Pero ¿qué hace de este país tan especial? ¿qué tiene de diferente comparado con otras culturas milenarias? ¿cuáles son esos atractivos que lo hacen el destino perfecto? Para cada pregunta existe una respuesta más que satisfactoria,

A continuación, se recopilarán las razones más importantes de por qué visitar Sri Lanka para el próximo año.

La Isla más bonita del mundo

Naturalmente, las islas del lejano Oriente tienen un atractivo sin igual que puede dejar sin aliento a cualquier persona, incluso desde que ponen un pie fuera del avión. Sin embargo, solo algunas islas han tenido la dicha de ser descritas en toda su extensión como las más bonitas del mundo.

Sri Lanka, mejor conocida como la lágrima del océano índico, se ha llevado esta denominación por todo lo alto, muchos incluso se atreven a referirse a ella como un pedacito del paraíso. No es para menos cuando interminables playas de arena dorada se ven aderezadas por pintorescas manadas de elefantes, o cuando el aire está pintado de un indescriptible olor a té y tierra mojada. Sin duda, planificar un viaje a Sri Lanka es planificar un viaje al nirvana.

Sus playas más famosas, Negombo y Mirissa, ofrecen esa experiencia mítica que cualquiera puede experimentar en sus aguas turquesas, sus costas también presentan una increíble actividad de tortugas marinas y ballenas que le dan al horizonte una vista de cuento. Y más allá de éstas, se visualiza un tapiz cubierto de palmeras, cocoteros y plantaciones de té, que solo es interrumpido por el paso de sus famosos trenes.

Las ruinas y esculturas en Sri Lanka juegan con la naturaleza

Muchos especialistas en viajes de larga distancia aseguran que esta isla ofrece la oportunidad perfecta de conectar con el mundo antiguo y estimular verdaderas experiencias de su cultura sagrada. Esto se debe a que las ruinas antiguas cuentan una historia de hace más de 2.000 años, su conexión tan natural con el resto de la selva le da un aspecto verdaderamente singular, como si se tratara de alguna ciudad perdida entre las palmeras.

Todas sus esculturas adornan la jungla como si hubiesen estado allí desde el principio de la creación, los motivos esculturales de la religión budista hacen de Sri Lanka el principal atractivo religioso en toda la región, tanto templos como esculturas gigantescas de Buda sorprenden en todo el panorama.

La maravilla del mundo antiguo

Sí Egipto tiene las pirámides, Sri Lanka tiene a Sigiriya. Se trata de una gran roca que se encuentra en el medio de la selva de Kandy, también es conocido como El Triángulo Cultural. Ésta montaña maciza es una obra de arte gigantesca y está adornada con pinturas rupestres y jardines tallados que data de los tiempos de Buda. Actualmente es conocida como la octava maravilla del mundo antiguo.

Asimismo, las cuevas de Dambulla también forma parte de los destinos culturales favoritos en el país. Allí se encuentra la famosa estatua de Buda dormido tallado en piedra, mide aproximadamente 15 m de longitud. En esta misma localidad se encuentran pinturas y esculturas doradas que representan los símbolos más importantes del budismo en la antigüedad.

Dónde alojarse en Sri Lanka

El alojamiento favorito de los turistas en la lágrima del océano índico es el glamping. Se trata de un concepto que reúne una gran cantidad de carpas muy modernas que se encuentran en la mitad de Yala, una localidad que permite tener acceso a vistas mágicas hacia plantaciones o refugios de elefantes. Muchos de estos alojamientos comparten una conexión con la naturaleza, algo que define muy bien a la mayoría de los modelos hoteleros que se encuentran en la región.

Otra de las opciones más fantásticas para alojarse en Sri Lanka es en la localidad de Tissa, en la mitad del Parque Nacional de Yala. Allí hay un hotel conocido como Eco Treehouse. Se trata de pequeñas casas en árboles en medio de la selva. Es una experiencia fantástica, sobre todo porque las casas en los árboles están muy bien equipadas y ofrecen las vistas más increíbles. Al estar expuestos a tanta naturaleza, se puede apreciar incluso la aparición de pavorreales salvajes.

En Sri Lanka también hay muchas actividades por hacer. Se pueden recorrer los parques en bicicletas o incluso a lomos de algún elefante, los más relajados pueden pasar tardes enteras recorriendo los pueblos de Sri Lanka, disfrutando de sus populares mercados y de las frutas más frescas