Fráncfort, 8 mar (dpa) – La pérdida de ritmo de la economía hizo mella en la industria de maquinaria de Alemania, cuyos pedidos descendieron en enero en un nueve por ciento en términos desestacionalizados en relación a enero de 2018, informó hoy la federación del ramo, la VDMA.

La merma se hizo notar en especial en el segmento de los pedidos del extranjero, que registraron un fuerte descenso del 11 por ciento, mientras que la demanda interna bajó en un cinco por ciento.

“La industria de la maquinaria siente la depresión coyuntural. Además, los riesgos que nos vienen acompañando desde hace un tiempo se hacen notar aún más”, comentó Olaf Wortmann, experto en economía de la VDMA.

Los conflictos comerciales internacionales y las incertidumbres relacionadas con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el llamado “Brexit”, preocupan a esta industria clave de la economía alemana.

En total, el volumen de pedidos contabilizado entre noviembre de 2018 y enero de 2019 fue un seis por ciento inferior al nivel del mismo período del año anterior.

La VDMA se muestra más bien “escéptica” respecto a las perspectivas de ventas en los mercados de exportación más importantes de Europa, señaló Wortmann.

Las exportaciones a países de la Unión Europea (UE) aumentaron un siete por ciento al valor récord de 84.000 millones de euros (94.370 millones de dólares) en 2018. Este crecimiento se vio impulsado en especial por los pedidos provenientes de los mayores mercados europeos: Francia, Italia y Reino Unido.

La UE es la región más importante para las exportaciones de maquinaria de fabricación germana. La federación VDMA estima que este año las ventas descenderán en Reino Unido debido al inminente “Brexit”. Los expertos esperan a lo sumo un pequeño aumento de las ventas en Francia, mientras que para Italia pronostican valores negativos.

En 2018, el sector no logró alcanzar las metas de producción que se había propuesto, en parte por falta de material y debido a la escasez de mano de obra. En lugar del cinco por ciento de crecimiento esperado, el incremento fue del dos por ciento. Por eso muchos de los pedidos que ingresaron en 2018 serán procesados a lo largo del presente año.

Debido a esta razón, la VDMA calcula que la producción crecerá en un dos por ciento a pesar de la merma de la demanda.