Del Mar Báltico a Alta Baviera: Apuntes interesantes para viajeros

99

(dpa) – En Wolgast, cerca de la isla de Usedom, en Antepomerania, reabrió sus puertas para visitas la capilla de St. Gertrud, de 600 años de antigüedad. La construcción sagrada, levantada en 1420, fue ampliamente restaurada, según explicó la asociación de Turismo de Mecklemburgo-Antepomerania.

La capilla de Santa Gertrudis, en la localidad alemana de Wolgast, reabrió sus puertas tras ser restaurada. Foto: Hans Zaglitsch/Usedom Tourismus GmbH/dp

El templo dodecagonal de la época gótica tardía es considerado una réplica de la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén. Los visitantes pueden visitarla lunes y jueves de 11:00 a 15:00.

Reserva de osos en Suiza ofrece nueva aventura

Un nuevo recorrido espera a los visitantes de la reserva de osos Arosa Bärenland en Grisones, Suiza, con nuevas perspectivas. El sendero de 80 metros de largo consiste en ocho miradores conectados por puentes colgantes. Según los organizadores, los visitantes pueden ver a los tres osos pardos que viven en ese paisaje natural en las montañas a hasta seis metros de distancia. Esta instalación fue financiada, entre otros, por la organización protectora de animales Vier Pfoten (Cuatro patas). La meta de este santuario es ofrecer a osos rescatados de condiciones precarias un nuevo hogar acorde a sus necesidades.

No cambiar de carril en estaciones de peaje en Italia

Quienes viajen de vacaciones a Italia deberían decidir con tiempo con qué medio de pago pagarán los peajes en las autopistas. Los carriles tienen carteles de acuerdo a la forma de pago. Quien elija uno, no debería intentar cambiar de carril, hacer marcha atrás o dar la vuelta, dado que le pueden caer multas desde 422 euros (casi 500 dólares) e incluso una prohibición de circular por hasta seis meses. Los peajes se pueden pagar en efectivo, con tarjetas de crédito o con tarjetas de débito.

Festival de cine en Alta Baviera se prolonga 15 días

El Festival de Cine de los Cinco Lagos en Alta Baviera mostrará este año más de cien películas entre el 26 de agosto y el 9 de septiembre. Dado que las capacidades en las salas fueron reducidas a causa de las medidas de protección contra el coronavirus, el festival, que se realiza en la región turística de Starnberg/Ammersee, al sur de Múnich, será extendido a 15 días y aumentará así las cantidad de proyecciones. Según la oficina de Turismo de Starnberg, algunas de las películas se podrán ver en una pantalla al aire libre. La venta de entradas comienza el 15 de agosto.