Fráncfort, 15 abr (dpa) – Un libro con fotos sobre murales del Tíbet que pesa 23 kilos fue el año pasado el peso pesado del mercado alemán, según comunicó en Fráncfort la MVB, subsidiaria de la Asociación Bursátil del Comercio Librero Alemán con ocasión del Día Internacional del Libro a celebrarse este 23 de abril.

Junto a su soporte de madera, necesario debido a su gran tamaño, “Murals of Tibet” alcanza incluso los 60 kilos.

Los libros más livianos, en cambio, pesan apenas más de diez gramos, como la guía “Mis 111 mejores ideas de compra”, que pesa 17 gramos, o el libro publicado por el consejo científico del Gobierno alemán bajo el título “Digitalización. Sobre qué tenemos que hablar ahora”, con 19 gramos es también el libro más delgado ya que cuenta con sólo cuatro páginas.

El libro más voluminoso, en tanto, es el “BGB Kommentar”, o sea comentarios al Código Civil alemán, que cuenta con 3.408 páginas. El libro de literatura infantil y juvenil de mayor volumen es ya un viejo conocido: La nueva edición aniversario ilustrada de “Harry Potter y la Orden del Fénix”, con 960 páginas.

El libro más caro, en tanto, es también el del Tíbet, que cuesta 10.000 euros (unos 11.300 dólares).

La MVB revisó los libros editados en Alemania en busca de récords. En total, analizó 2,5 millones de títulos de más de 21.000 editoriales.