El Gobierno central y las comunidades autónomas de la cornisa cantábrica, Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco, han acordado hoy, en respuesta a la demanda del Principado, constituir una mesa de trabajo para estudiar el cambio de los criterios de reparto de la cuota de la xarda para que el conjunto del sector pueda disponer de las mismas oportunidades de pesca.

El director general de Pesca Marítima, Francisco González, que ha mantenido hoy una primera reunión en Madrid con sus homólogos de la cornisa y la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, ha explicado que este grupo de trabajo “se reunirá las veces necesarias a partir de junio” para llegar a un acuerdo que revierta la actual situación de desigualdad que padecen los pescadores asturianos.

Según González, “la reunión de hoy abre un proceso para analizar con detalle nuevos y más equitativos criterios de asignación de cuota y todas las comunidades hemos puesto sobre la mesa las diferentes posibilidades para llegar a una solución”, aunque el acuerdo “no es fácil porque el País Vasco y Cantabria mantienen posturas contrarias”. En su opinión, “lo determinante en este momento es la creación del grupos de trabajo para encontrar una solución que permita la equidad entre las provincias del Cantábrico noroeste”.

El Gobierno del Principado viene exigiendo una revisión del reparto desde 2014, año en que el Ejecutivo de Rajoy impuso el actual modelo, perjudicial para los interese de los pescadores asturianos. Un estudio de la Universidad de Oviedo sobre los efectos económicos de este criterio de distribución cifra en casi cuatro millones las pérdidas de la flota de la comunidad, debido a que, desde ese año, pasó de disponer de un 26% a un 14% de cupo.

Asturias solicita la revisión de la amplitud temporal empleada para el cálculo de las capturas históricas por estimar que el período actual es demasiado largo. “En un sector como éste, donde el número de barcos ha decrecido de forma importante es inadmisible que las capturas de buques ya desguazados sean las que determinen el reparto para los que faenan en la actualidad”, ha manifestado González.

Desarrollo Rural pide también la modificación del criterio de pesca dirigida para permitir la inclusión de los pequeños pescadores profesionales. De haberse aplicado, el número de barcos asturianos que hubieran podido capturar xarda habría crecido un 50%, de 104 a 150.

Actualmente, se considera que una embarcación realiza pesca dirigida, si ha capturado más de 15 toneladas en cualquiera de los años comprendidos entre 2010 y 2012. “No sólo es una decisión arbitraria, sino que quedan excluidas muchas embarcaciones pequeñas por el hecho de serlo, lo que es profundamente injusto”, ha añadido González.