Constitución de empresas

De un tiempo a esta parte son muchas las personas que han decidido comenzar un proyecto empresarial por su cuenta, algunos de estos nuevos empresarios lo hacen tras haber trabajado durante un tiempo en otras empresas o para otras marcas, pero también son muchos los que deciden iniciar una actividad tras haber terminado sus estudios y haber elegido cuál será su actividad profesional; basándose también en su experiencia, necesidades o conocimientos. Constitución de empresas es un proceso en el que siempre hay que contar con profesionales y buenos asesores que sean capaces de darnos las mejores respuestas a nuestras necesidades y que además nos ayuden a ahorrar en tiempo para poder seguir centrándonos en nuestro proyecto. Hacer las cosas bien hoy nos ayudará siempre a tener un futuro más tranquilo.

Constitución de sucursales y filiales también es otra de las opciones que podemos elegir cuando nuestro proyecto funciona y deseamos expandir el negocio, buscando nuevas sedes, creando alianzas o sumando empresas filiales que puedan servirnos de complemento y apoyo a nuestra industria, comercio o actividad empresarial, crecer es parte de la evolución de toda empresa, pero para ello nuevamente es necesario recordar que debemos contar con expertos que sepan orientarnos y que nos ofrezcan transparencia, garantías y beneficios, y que siempre nos ayuden a entender todo aquello que debemos realizar para evitar contratiempos, toda actividad empresarial debe ser bien planificada y organizada desde el minuto cero.

Diferencias entre tipo de empresas.

Una de las primeras preguntas que debemos hacernos es lo que deseamos y necesitamos, ¿una sociedad anónima o una sociedad limitada?, los expertos de iliaconsulting.com nos han explicado que es una de las dudas más frecuentes entre los empresarios que desean constituir una sociedad y para ello nos hacen saber lo siguiente.

Lo primero es que existen determinadas actividades que requieren de la existencia de una sociedad anónima, por ejemplo, la actividad bancaria y los seguros; cuando es una idea compartida o un proyecto en el que vamos a contar con un número de socios podemos optar por la sociedad limitada, es la más apropiada para casos de empresas con pocos socios. Cuando los socios son muy numerosos, es aconsejable crear una sociedad anónima.

Capital mínimo

Además de la inversión inicial que deberemos hacer para crear nuestra empresa, hablamos de sede, materiales, maquinaria, equipos informativos, flota de transporte o local, pues las empresas hoy en día han cambiado mucho en comparación a las que se fundaban hace unos años, las tecnológicas o digitales son muy diferentes a las empresas dedicadas al ocio, turismo, gastronomía o elaboración de productos y artículos siempre hay que contar con un capital mínimo.

En las sociedades limitadas el capital mínimo es de 3.000 euros y se divide en participaciones, mientras que en las anónimas es de 60.000 euros y se divide en acciones.

También es importante recordar que en el caso de la sociedad anónima la transmisión es libre, sin embargo, en la sociedad limitada se deben cumplir una serie de requisitos como la comunicación a los administradores.

Denominación social

“La denominación social de la sociedad anónima debe estar formada por el nombre de la sociedad más las palabras sociedad anónima o las siglas SA. En el caso de la sociedad limitada, el nombre de la sociedad más la denominación sociedad de responsabilidad limitada o SL” afirman desde iliaconsulting.com

¿Qué opción nos conviene más?

Los expertos afirman que los trámites para crear una sociedad limitada o sociedad de responsabilidad limitada son largos y complejos y las obligaciones que debe cumplir la sociedad durante su trayectoria son numerosas. Esto supone la necesidad de contratar la ayuda de un asesor de empresa que nos ayude a realizar todas las gestiones y además debemos contar con una marca que tenga experiencia en la constitución de todos los tipos de empresas.

Tranquilidad y confianza

iliaconsulting.com nos ofrece transparencia en las gestiones, puesto que el cliente siempre conoce los trámites que se realizan; además elaborarán un una planificación fiscal que permitirá ahorrar dinero en el pago de impuestos.

A esto le sumamos su conocimiento de la normativa fiscal y mercantil y de las novedades que se produzcan, pues vivimos en un mundo en el que siempre hay cambios o nuevas leyes que muchas veces nos pueden acarrear más de un quebradero de cabeza.

Contar con una empresa seria y de confianza nos ayudará también a evitar errores o retrasos en el pago de impuestos o en la gestión mercantil de la empresa que puedan acarrearnos sanciones o perjuicios para el negocio.

Por eso te recomendamos optar por iliaconsulting.com para poner en marcha tu empresa, o crear una nueva, pues gracias a su equipo multidisciplinar estarás bien asesorado en todas las áreas importantes para la empresa: laboral, fiscal, Seguridad Social, mercantil, civil etc.

Garantizando siempre la confidencialidad entre asesor y clientes y sabiendo que podrás contar con un experto que ayude en la toma de decisiones de la empresa para que todo funcione bien, y únicamente tengas que dedicar tiempo a tu trabajo, a tu proyecto sabiendo que tienes a tu lado a una persona que siempre velará por tus intereses.

No lo dudes y solicita más información en iliaconsulting.com