Conoce las consecuencias del trastorno por consumo de alcohol

0
66

Cuando los trastornos se suceden por el consumo de alcohol, hablamos de una serie de patrones que hacen que quien lo padece tenga dificultades para controlarlo. Tomar alcohol de esta manera es todo un problema y, lo cierto es que los que padecen este trastorno tienen que beber cada vez mayor cantidad para conseguir idéntico efecto y a la vez soportar la aparición del síndrome de abstinencia cuando disminuye o se suspende su consumo.

El alcohol cuando se consume de manera no saludable hace que pongamos en juego nuestra salud, pero también la seguridad. Cuando el consumo de alcohol llega a generar reiteradamente angustia, podemos estar en un estado entre leve y grave. Ante esta situación, el trastorno por consumo de alcohol  debe ser abordado cuanto antes mejor.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno por consumo de alcohol? 

Existen varios estados desde el leve al moderado o incluso al grave, todo dependerá de los síntomas existentes. Vamos con algunos de ellos:

  • No puedes limitar la cantidad de alcohol que tomas
  • Existen deseos o intentos de beber menos, pero son infructuosos
  • Pierdes mucho tiempo bebiendo o recuperándote de haberlo consumido
  • Fuerte necesidad de beber bebidas alcohólicas
  • Sigues consumiendo alcohol, aunque ello implique problemas a nivel laborales o escolares
  • Persistes en el consumo, aunque sepas que esto solo te trae problemas en lo físico social o en tus relaciones personales
  • Dejas tus hobbies o aficiones
  • Consumes en situaciones en las que se pone en juego la seguridad, como conduciendo o nadando
  • Sientes como cada vez tienes más tolerancia con el alcohol pues cada vez debes tomar más para notar los efectos
  • Aparecen los síntomas de abstinencia, consistentes en sudores, temblores o náuseas, cuando no se bebe o anima a beber para no sentir tales síntomas

La intoxicación por alcohol sucede cuando se eleva la cantidad de alcohol en la sangre. A mayor cantidad de alcohol en sangre, más se deteriora nuestro cuerpo. Todo ello causa problemas a nivel de conducta y se producen cambios en nuestra mente.

Entre algunos de ellos, pueden ocurrir comportamientos poco adecuados, cambio de humor, alteraciones en el juicio, hablar de forma dificultosa, problemas a nivel de memoria y atención, coordinación más complicada.

En ocasiones pueden producirse periodos que se denominan “apagones” en los que no recuerdas los hechos. Se puede llegar a tener niveles elevados de alcohol en sangre que podrán provocar situaciones tan peligrosas como el coma o la muerte.

El síndrome de abstinencia ocurre cuando el consumo de alcohol es realmente intenso y duradero, reduciéndose después de forma importante o total. Puede llegar a ocurrir en pocas horas o hasta cinco jornadas después.

Los síntomas y signos más evidentes son los sudores, vómitos, alucinaciones, nerviosismo o ansiedad. Todos ellos pueden llegar a ser de tal gravedad como para que a nivel laboral o social supongan todo un problema.

¿En qué momento debe consultarse con un profesional de la salud? 

Si estás pensando que temas como dejar el alcohol o saber cómo puedes ir reduciendo el consumo, así como dudas de sus efectos, lo mejor es contactar con un especialista. En ese caso hay varias maneras, en las que te van a poder ayudar, tanto los profesionales de la salud mental, como asociaciones o grupos de autoayuda.

Muchos afectados por el consumo alcohólico tienen un serio problema y niegan el problema que tienen, por lo que en muchas ocasiones se tarda mucho en aceptar la enfermedad. A veces, puede ocurrir que no nos demos cuenta del problema existente al beber o de los problemas que se producen en tu vida y que se vinculan a la adicción al alcohol.

En este sentido, lo mejor es escuchar atentamente a tu familia y amigos cuando te comenten que pienses en tus costumbres de consumo de bebidas alcohólicas o te recomienden que pidas ayuda. Una buena solución es hablar con una persona que haya tenido que batallar con dicho problema y haya tenido que recuperarse.

¿Si tu familiar o amigo precisa de ayuda que haces? 

Como decimos antes, no todas las personas que tienen problemas con el consumo de alcohol acceden a tratarse puesto que no es sencillo el reconocer que están en una espiral problemática. Los seres queridos en este sentido tienen un papel importante, pues pueden ser de gran ayuda para que reconozcan los problemas que les aquejan y admitir que necesitan ayuda por parte profesional para superar la enfermedad de la adicción.

Si nos preocupa el que alguien está bebiendo de más, lo mejor es buscar un profesional con dilatada experiencia a la hora de tratar el alcoholismo y que te pueda asesorar sobre cómo puedes aproximarse a dicha persona.

Como ves, las consecuencias de consumir en exceso bebidas alcohólicas son importantes y el problema tiene solución, pero para ello el que lo padece tiene que concienciarse de ello.