Cómo imprimir desde un móvil sin utilizar el ordenador

204
Directo desde el iPhone a la impresora, con el Airprint de Apple. Foto: Catherine Waibel/dpa-tmn

(dpa) – ¿A quién le gusta tener que encender el ordenador cada vez que quiere imprimir un documento, una foto o un e-mail? A nadie. Por eso, Apple y Google ya han integrado funciones de impresión en sus sistemas operativos móviles: AirPrint en iOS y Cloud Print en Android.

Rainer Schuldt, de la revista especializada alemana «Computer Bild», explica que estas funciones tienen la ventaja de que los trabajos de impresión pueden ser enviados vía wifi desde cualquier aplicación directamente a la impresora. Para ello, la impresora debe soportar el estándar respectivo: «En caso contrario, todo esfuerzo será inútil».

En el caso de AirPrint, el dispositivo de Apple muestra automáticamente la impresora compatible. Para ello, ambos aparatos deben estar conectados a la misma red. Simplemente hay que seleccionar la impresora y comenzar a imprimir. Rudolf Opitz, de la revista especializada «c’t», asegura al respecto que los datos nunca salen de la red local.

El servicio de impresión remota Cloud Print, de Google, requiere la instalación de la aplicación correspondiente en el teléfono móvil para poder utilizar la impresora a través de WLAN. Por ahora, ya que Google ha anunciado que a finales de 2020 cerrará el servicio.

Además de las mencionadas, hay otras alternativas para imprimir desde un teléfono inteligente. Entre ellas se encuentran las aplicaciones de los fabricantes de impresoras. Su desventaja: «En la mayoría de los casos, el documento a imprimir debe ser cargado en la aplicación antes de ser enviado a la impresora», explica Schuldt. Esto funciona bastante bien con documentos almacenados en la memoria del smartphone o en una memoria online, pero la impresión desde el navegador no suele funcionar.

Opitz añade que, en comparación con la aplicación AirPrint de los iPhones, las aplicaciones de los fabricantes de impresoras ofrecen la ventaja de permitir ajustes adicionales, tales como la calidad de impresión. Para ello, los archivos a imprimir deben estar almacenados en el álbum de fotos o en la memoria del dispositivo.

También existen aplicaciones de terceros que desean trabajar con tantos fabricantes de impresoras como sea posible. «Sin embargo, a diferencia de las aplicaciones de los fabricantes, estas no suelen ser gratuitas», acota Opitz.

Las aplicaciones plug-in ofrecen otra opción para imprimir a través de un smartphone o tableta. Estas son desarrolladas tanto por fabricantes de impresoras como por compañías externas. Según Opitz, estas aplicaciones sin una interfaz de usuario propia suelen ser gratuitas y pueden ser instaladas como las aplicaciones normales a través de la respectiva tienda virtual.

Mientras establecen la conexión con la impresora, estas aplicaciones transmiten al mismo tiempo el tamaño del papel, el color o la calidad de impresión deseada. «Para configurar los ajustes suelen utilizar servicios en la nube, solicitando antes el consentimiento de los usuarios», aclara Opitz. En el caso de archivos con información confidencial, Opitz aconseja no utilizar aplicaciones que personalicen los datos de impresión en los servidores de Internet.

Otra solución de Android es la aplicación plug-in Mopria (Mobile Printing Alliance), una alianza fundada en 2013 por Canon, HP, Samsung y Xerox. «Su objetivo es estandarizar la impresión desde los dispositivos móviles», señala Opitz, y añade que Mopria ya reúne a todos los fabricantes líderes de impresoras, a compañías de software, como Adobe y Microsoft, e incluso al fabricante de chips Qualcomm.

¿Y qué hay de la calidad? «Puede suceder que el plug-in del fabricante imprima mejor que Mopria o viceversa», dice Opitz. Por lo tanto, recomienda simplemente probar ambos.

Muchos fabricantes de impresoras también ofrecen sus propios servicios de nube. La impresora recibe una dirección de correo electrónico a la que los usuarios pueden enviar todo lo que quieran imprimir. La ventaja: los usuarios pueden iniciar trabajos de impresión mientras están de viaje, siempre que su impresora en casa o en la oficina esté encendida y en línea.

Por Bernadette Winter (dpa)