¿Cómo ha afectado el Covid-19 a los gimnasios?

gimnasios AsturiasLa pandemia del Covid-19 ha provocado que muchos establecimientos se vean afectados gravemente por las restricciones impuestas, dando lugar a modificaciones de los mismos o incluso al cierre de varios establecimientos, un claro ejemplo han sido los gimnasios.

El caso puntual de los gimnasios ha sido muy crítico, después de los primeros meses de crisis sanitaria en los cuales las medidas estaban un poco más relajadas, los centros de deporte han podido empezar a trabajar con algo más de normalidad, aunque es cierto que no se puede equiparar a la rutina que había antes del virus.

Como es lógico pensar, después de varios meses cerrados y los posteriores meses con muy poca afluencia, hay muchos gimnasios que se han visto obligados a cerrar sus puertas ya sea de forma definida o bien temporalmente, para conocer mejor la situación de cada gimnasio y saber si los que están cerca de tu núcleo urbano, lo mejor es acudir a este directorio muy completo de gimnasios en Asturias.

Para entender mejor la crisis tan grave por la cual pasan estos centros, es necesario comprender la forma de expansión del propio virus, la cual no es ningún misterio para ningún ciudadano hoy en día, hablamos del aire. Efectivamente, la forma más común por la cual este virus se propaga es mediante el aire, precisamente por este motivo es tan necesario usar mascarilla, evitando de esta forma que tanto nuestro aliento pueda contaminar como acabar contaminados por aerosoles externos de otras personas.

Este dato, el cual la población ha interiorizado bien, ha provocado que muchas personas tengan miedo de estar en lugares cerrados con poca ventilación, los cuales además tengan un gran número de personas dentro, como suelen ser los gimnasios. El miedo generalizado por acabar contagiados ha conseguido que las cuotas de inscripciones mensuales disminuyen alarmantemente en los últimos meses.

¿Es seguro ir a los gimnasios?

Probablemente una de las preguntas más buscadas en Google sea la de sí es seguro acudir a los gimnasios, siendo la respuesta más compleja que un simple no o un sí.

Según la “OMS”, es decir, la Organización Mundial de la Salud, los lugares cerrados favorecen los contagios, indicando además que el aire acondicionado y los ventiladores que suelen estar instalados en dichos lugares, suelen contribuir de forma positiva a la expansión del virus e incluso acelerarla.

Antes de entrar en pánico y sacar conclusiones precipitadas, es importante saber que ante este problema ya hay medidas, la más sencilla es evitar el uso de dichos aparatos, pero en muchos casos esto es imposible por lo que se están instalando en los propios aires acondicionados, unos sistemas que distinguen el aire que recogen de la habitación y lo clasifican como “corriente contaminada”, al aire que recogen del exterior, clasificándolo como “corriente limpia”, evitando de esta forma que exista ese factor.

A parte del sistema de ventilación que hay en cada gimnasio, hay determinadas medidas que se han tomado para que los usuarios puedan ejercitarse de forma segura, en este caso estaríamos hablando de que varias salas usadas para dar clases grupales estarían cerradas, evitando de esta forma la aglomeración de personas en plena actividad física.

Otra medida que contribuye con la seguridad en este sentido, es aumentar la separación entre las diferente máquinas del propio gimnasio, cumpliendo de esta forma con la distancia de seguridad indicada por el Ministerio de Salud. Por si esto fuera poco, también se han instalado en la gran mayoría de gimnasios unas pantallas en los espacios divisorios entre cada máquina, evitando de esta forma que los aerosoles que exhala una persona puedan acabar en la zona más cercana.

Respecto al tema de las piscinas que hay en varios centros deportivos, es importante preguntar directamente a los gimnasios sobre el estado de las mismas, pues según el índice de incidencia del virus en ese momento, puede que las piscinas estén cerradas o no.

Finalmente, sólo queda mencionar el hecho de que todos los usuarios deben acudir a estos centros con su mascarilla homologada y no quitársela durante el entrenamiento, además de la clásica toalla que deberá usarse para limpiar el sudor durante todo el entrenamiento, sólo de esta forma estaríamos cumpliendo con total seguridad las normas impuestas, haciendo que estos lugares sean seguros para todos los usuarios.