Cómo funciona una hidrolimpiadora

Se trata de una máquina indispensable para jardines y terrazas

hidrolimpiadoraLa hidrolimpiadora se ha convertido en los últimos años en un complemento imprescindible para la limpieza de muchos espacios. Esta herramienta es ideal para limpiar espacios amplios como jardines, terrazas y también puede ser empleada en la limpieza de automóviles, como explican en la web especializada en materiales de jardinería JardineroFiel.com.

En el mercado actual existen muchos modelos de hidrolimpiadora entre los que elegir, pero, antes de decidir marca y modelo, es imprescindible conocer cómo funcionan estas máquinas tan útiles.

El funcionamiento de la hidrolimpiadora

Convertir agua del grifo en agua a presión es la base del funcionamiento de estas herramientas de limpieza. Las hidrolimpiadoras emplean la energía cinética para almacenar el agua en un depósito interno y lanzarla, a continuación, a gran velocidad a través de su manguera. La principal clave de su gran poder limpiador, que permite lavar de forma concienzuda hasta las superficies más sucias, reside en su gran presión y velocidad.

Lo normal es que el agua salga de la manguera a unos dos o cuatro bares de potencia mientras que en una hidrolimpiadora sale proyectada con una fuerza de aproximadamente 160 bares (el bar de presión es la unidad de medida más empleada para el agua). La bomba de presión, ya sea accionada de forma eléctrica o mediante carburante, es la que proporciona esta fuerza.

La hidrolimpiadora tiene, además, en su interior un filtro y un depósito para los productos de limpieza.

Estas máquinas están fabricadas con materiales muy resistentes y en ellas puede emplearse tanto agua como agua y jabón u otra clase de líquido limpiador.

Además de las hidrolimpiadoras de agua, existen también las hidrolimpiadoras de vapor, que funcionan de forma similar. Las de vapor son recomendadas para los mismos usos que las de agua y tienen un poder de limpieza idéntico.

Beneficios de usar una hidrolimpiadora

Los expertos aconsejan utilizar las hidrolimpiadoras para limpiar y desinfectar jardines, piscinas, suelos de cerámica, vehículos y mobiliarios de jardín, entre otros materiales.

Uno de los principales beneficios es que esta labor de limpieza no requiere de mucho tiempo: son máquinas que funcionan con mucha rapidez y efectividad. Además, son fáciles de manejar y de mover de un lugar a otro.

Por otra parte, se trata de utensilios con un bajo consumo: emplean poca agua, tanto fría como caliente, para su labor e, incluso, algunos modelos incorporan reguladores para controlar la cantidad de detergente a emplear. Para las personas especialmente preocupadas por el consumo de agua, la hidrolimpiadora es la elección ideal pues funciona sin malgastar una gota.

Por último, son máquinas seguras: disponen de alertas para la sobrepresión y pueden soportar tanto golpes como vertidos de materiales corrosivos.

La hidrolimpiadora Anova

Una de las hidrolimpiadoras más demandadas a nivel profesional es la hidrolimpiadora Anova. Las opiniones sobre la hidrolimpiadora anova coinciden en que representa una de las máquinas más completas existentes en la actualidad.

Entre las hidrolimpiadoras Anova más solicitadas se encuentran la Millasur eléctrica, la H1500 y la de gasolina HG3000. Son herramientas ideales para las exigencias de todo tipo de clientes, con precios muy competitivos, numerosos complementos y eficientes.

El modelo de gasolina está particularmente indicado para trabajos en terrenos superiores y con plazos de tiempo inferiores respecto a los modelos eléctricos. Son máquinas muy potentes de uso profesional.

En términos generales, las hidrolimpiadoras Anova destacan por impulsores con un gran sistema de arranque, una gran maniobrabilidad y su facilidad de montaje y desmontaje. Además, son máquinas que incorporan los mayores avances de última generación para conseguir una limpieza más profunda y en menor tiempo.

El mantenimiento de la hidrolimpiadora

La hidrolimpiadora requiere de un mantenimiento sencillo pero necesario para su correcto funcionamiento. El filtro debe ser limpiado de forma periódica para evitar que se tapone el dispositivo.

¿Qué hidrolimpiadora elegir?

Una vez que conocemos cómo funciona la hidrolimpiadora, cuáles son sus numerosos usos y beneficios y cuáles son las características de las máquinas Anova, las más avanzadas del mercado, toca elegir la más idónea para nuestras necesidades.

Si queremos limpiar una piscina, la mejor elección es una hidrolimpiadora de 160 bares. El procedimiento más indicado en la limpieza de una piscina consiste en empezar empleando poca presión e ir aumentándola poco a poco. Con este sistema se evita dañar ninguno de los materiales, tanto en los bordes como en el interior del recinto.

Para limpiar vallas de madera, muros y fachadas es muy conveniente emplear una máquina con depósito de jabón. En el caso de querer limpiar la carrocería de un vehículo, hay que tener en cuenta que se trata de una superficie delicada y, por lo tanto, es necesario no usar demasiada presión o caudal de agua.

Por último, para limpiar manchas en paredes o restos de pintura es posible que con la hidrolimpiadora no sea suficiente y requiera emplear también un kit arenador, es decir, un conjunto de accesorios que lanza arena húmeda a gran presión.