En España existe un número muy elevado de viviendas que se encuentran okupadas de manera ilegal. Ante esta situación, los propietarios no saben cómo actuar ya que piensan que la recuperación de su vivienda será difícil y muy lenta.

No obstante, desde el mes julio de 2018 con la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil en relación con los okupas ilegales, el proceso de desalojo y recuperación de un inmueble se ha vuelto mucho más ágil, por medio de un proceso que se denomina desahucio express.

Los plazos de este procedimiento, aunque dependerá de cada caso concreto,  se han reducido varios meses en comparación con lo que dura un proceso de desahucio por precario antes de estas modificaciones en la normativa.

¿Qué hacer ante una okupación?

Existen dos posibilidades para enfrentarse a una okupación: la vía de la negociación y la vía judicial. La primera opción es difícil de conseguir, ya que lo más habitual es que los okupas se nieguen a desalojar la vivienda.

Por lo tanto, habitualmente habrá que pasar a la segunda posibilidad, denunciar el caso ante la policía y posteriormente presentar la correspondiente demanda en el Juzgado.

Según el abogado José Antonio Ferrer, del despacho Ferrer Asociados, tras la modificación de la Ley se permite “demandar aun sin conocer ni identificar a los okupantes, ya que la notificación se hará a quien se encuentre habitando la vivienda”. Además, este abogado añade que “para identificar al receptor de la notificación, según los casos, quien realice el acto de comunicación podrá ir acompañado de los agentes de la autoridad”.

Durante el proceso judicial lo más importante es poder demostrar con las pruebas correspondientes que las personas okupas están en la vivienda sin autorización y que esa vivienda es realmente propiedad de quien ha realizado la demanda.

Otra de las preocupaciones que tienen muchos propietarios es que los okupas destrocen su casa. Por ello, José Antonio Ferrer indica que “debe responderse desde el estudio de las posibilidades de solicitar medidas cautelares en el conjunto del sistema procesal civil, y desde el punto de vista penal, pues quien cause los daños será penalmente responsable por la comisión de tal delito”.

En definitiva, lo más importante es reaccionar a tiempo y de manera adecuada ante la Justicia para recuperar el inmueble cuanto antes. Si quieres saber más sobre el desahucio y sobre cómo actuar frente a una okupación ilegal puedes obtener más información pinchando en este enlace.