Combates entre una milicia iraquí y el Estado Islámico en el este de Siria

0
218
RETUERS / STRINGER . / Europa Press

MADRID, 7 Feb. 2019 (Europa Press) – La milicia progubernamental iraquí Fuerzas de Movilización Popular (FMP) ha asegurado este jueves haber realizado un ataque con misiles contra objetivos del grupo yihadista Estado Islámico en los alrededores de la localidad siria de Al Baghuz, en la provincia de Deir Ezzor (este).

Según las informaciones recogidas por el portal iraquí de noticias Baghdad Today, los ataques, llevados a cabo contra escondites del grupo, se han saldado con al menos 15 yihadistas muertos o heridos.

Las FMP participaron en la ofensiva gubernamental contra Estado Islámico en Irak. El Ejército iraquí ha llevado a cabo ataques contra posiciones de los yihadistas en Siria, pero las milicias no suelen participar en este tipo de operaciones.

Al Baghuz fue el último centro de población con el que contaba Estado Islámico en Siria, si bien las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) se lo arrebataron el 23 de enero. Tras ello, continuaron su avance en la orilla oriental del río Éufrates para intentar expulsar al grupo de zonas rurales en las que aún cuentan con posiciones.

Durante la jornada de este jueves, las FDS han anunciado a través de un comunicado publicado en su página web el arresto de 63 presuntos miembros del grupo yihadista que «participaron en varias actividades terroristas».

«Estas células terroristas son directamente responsables de difundir el terror, el caos y el conflicto entre la población», han dicho, antes de recalcar que las FDS «siguen totalmente comprometidas a mantener la seguridad y la estabilidad».

El grupo yihadista ha quedado recluido en algunos puntos de la provincia de Deir Ezzor, en la orilla oriental del río Éufrates y cerca de la frontera con Irak –donde fue derrotado militarmente a finales de 2017–, y zonas del desierto sirio.

Estado Islámico ha seguido perpetrando atentados de forma frecuente en Irak y ha lanzado varias ofensivas en los últimos meses en Siria para intentar expandir sus territorios y reducir la presión a la que se está viendo sometido, si bien no ha tenido éxito.