CCOO exige un esfuerzo a los administradores concursales para que Coto Minero Cantábrico se adjudique de inmediato

OVIEDO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) –

CCOO de Industria ha exigido este miércoles el «máximo esfuerzo» a los administradores concursales para que Coto Minero Cantábrico (CMC) se adjudique de inmediato.

El sindicato recuerda que si no se produce una adjudicación inmediata y se normaliza la producción, la empresa estará abocada al cierre definitivo, lo que provocará la pérdida de más de 350 empleos directos y traerá la desolación a la comarca minera de Cerredo.

Este sindicato insiste en que la adjudicación de la explotación es la única manera de mantener el empleo y de garantizar la continuidad de la empresa en un momento crítico para la minería del carbón.

«Los reiterados incumplimientos del Plan General de la Minería del Carbón, por parte del Gobierno de Zapatero primero y del Ejecutivo de Rajoy después, han llevado a las empresas mineras, y a sus trabajadores y trabajadoras, a una situación muy delicada, que es especialmente dramática para la plantilla de CMC-en Liquidación, porque todavía no sabe cuál será su futuro», sostienen.

Por no reunir los requisitos exigidos en la Ley de Subvenciones 38/2003, la empresa asturiana no recibió en 2012 ni en 2013 las ayudas públicas a la producción para compensar la diferencia positiva entre el precio de extracción y el precio de venta a las centrales térmicas. Una circunstancia que provocó que, en julio de 2013, CMC solicitase declaración de concurso voluntario por insolvencia y unos meses después la liquidación de la sociedad.

Ayer finalizó el plazo para la adjudicación definitiva de la explotación y, lamentablemente, se han confirmado los peores augurios. La adjudicación no se ha producido, lo que ha puesto en cuestión el mantenimiento del empleo y la continuidad de la explotación.