En el 2018 se han recuperado 24.147 kg de textil usado en Carreño, un aumento del 2,74 % respecto al año anterior (23.504 kg) a través de los contendores que la Fundación Humana tiene ubicados en varios puntos del Concejo. Estas donaciones equivalen a 49.900 prendas que tienen una segunda vida gracias a la reutilización y el reciclado.

“Cinco son los contenedores verdes que esta Fundación tiene instalados en Candás en lo que se recoge: 1.444 kilos en La Matiella; 7.971 kilos en Muyeres de la Paxa; 7.628 kilos en el Grupo Primero de Mayo; 2.735 kilos en la zona del Puerto; y 4.367 kilos en el de la calle Carlos Albo. A estos, hay que sumarles los que Caritas Española también tiene instalados en diferentes emplazamientos, además del existente en el Punto de Limpio de Candás. Con lo cual estos datos de reciclaje textil en su conjunto son superiores a la cifra anteriormente señalada” relató Roberto Bueno-Concejal de Medio Ambiente-.

“Ropa, calzado, complementos y textil del hogar son algunos de los ejemplos de artículos que se recogen para darles una segunda vida. Este servicio de recogida, fruto del acuerdo entre el Ayuntamiento de Carreño y la Fundación Humana, a través del cual la Fundación se hace cargo de la recogida de este clase de residuos de forma gratuita y a la vez colabora con los Servicios Sociales Municipales con una donación económica (600 €)” comentó el Edil.

“Esta iniciativa se suma a la experiencia piloto de recogida selectiva de residuos orgánicos de Candás instaurada desde septiembre del año pasado. Para el año 2020 la normativa europea en cuanto a la gestión de los residuos obliga a que al menos el 50 % de los residuos del municipio sean reciclados frente al 16 % actual. Desde siempre la Corporación de Carreño ha tenido un firme compromiso con el reciclaje y la correcta gestión de los recursos para la mejora de nuestro entorno y convertir los residuos en fuente de vida” prosiguió Bueno.

“Por lo que cualquier iniciativa que sume, con la que conseguir el porcentaje marcado por la Unión Europea será bienvenida. Porque para conseguir el objetivo tenemos que actuar ya y hacerlo de forma conjunta. Con el firme propósito de avanzar un paso más en el camino de ser un concejo responsable con el medio ambiente todos los agentes implicados debemos redoblar nuestros esfuerzos para aumentar las cifras de recogida selectiva, no sólo para respetar el objetivo impuesto por Bruselas sino para potenciar el beneficio ambiental y, en este caso, el beneficio social de la ropa usada” señaló el Concejal.

Y es que en España sólo una de cada 10 prendas que ya no queremos tiene una nueva vida. La ciudadanía desecha anualmente un millón de toneladas de textil, pero sólo el 10% se recoge selectivamente por un gestor autorizado para promover su reutilización o reciclado. Estas cifras se hallan muy lejos del objetivo del 2020 e incluso la Comisión Europea ha advertido a España y a 13 países más de que corre el riesgo de no cumplir este objetivo. Además se añade que en el 2025 la recogida selectiva de la fracción textil será obligatoria en todos los estados miembros de la UE.

“Tras la orgánica, los envases y plásticos, el papel y el cartón, y el vidrio, el residuo textil es la quinta fracción que más se genera. La reutilización y el reciclado de textil contribuyen al ahorro de recursos, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Reducen los residuos en los depósitos controlados y en las plantas incineradoras, por consiguiente la emisión de gases de efecto invernadero. La Comisión Europea ha calculado que cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2. Las 24,1 toneladas recogidas representan un ahorro de 76,5 toneladas de CO2 a la atmósfera” finalizó Roberto Bueno-Concejal de Medio ambiente.

Las prendas depositadas en los contenedores de Humana tienen dos destinos: el 61% se trata en alguna de las plantas de preparación para la reutilización de la Fundación (en Madrid, Barcelona y Granada) y el resto se vende a empresas de reutilización y reciclado. El destino de las prendas tratadas es:

· El 61% se prepara para la reutilización: el 15% se destina a las tiendas secondhand de Humana en España y el 46% se exporta, principalmente a África, para ser vendido a precios de mercado y así generar recursos para la cooperación al desarrollo.

· El 29% se encuentra en un estado que no permite su reutilización por lo que se vende a empresas de reciclaje textil para que elaboren otros productos como mantas, aislantes o trapos para la industria de automoción.

· El 1% son residuos impropios (plástico, cartón, otros) que se ponen en manos de los gestores autorizados correspondientes.

· El 9% se envía a un centro de tratamiento de residuos para su disposición final ya que no se puede reutilizar ni reciclar ni valorizar energéticamente.

Todos los recursos que la Fundación obtiene de la gestión sostenible del residuo textil son reutilizados en programas de Cooperación al Desarrollo. De esta forma a lo largo de sus más de 30 años de historia ha destinado más de 30 millones de euros en la formación de profesores de primaria, el impulso de la agricultura sostenible o la lucha contra el VIH/SIDA, entre otras acciones en Angola, Belice, Brasil, Ecuador, India, Laos, y Mozambique.