Carreño clausura el poblado de Piñeres

0
534

Desde la celebración del IV Congreso internacional de Serok se designó, tal día como hoy, 8 de abril como el Día Internacional del Pueblo Gitano. Las principales reivindicaciones de este colectivo eran, y sigue siendo, entre otras, reducir la enorme brecha de desigualdad y la exclusión, garantizar la educación, mejorar la cualificación profesional para favorecer el acceso al mercado laboral o la erradicación del chabolismo y reducción de la infravivienda.

Hoy en Carreño, además del Día Internacional del Pueblo Gitano, se celebra la clausura definitiva del poblado promocional ubicado en Piñeres ( Candás).

En este mes de Abril el barrio Promocional de Piñeres – que albergaba los módulos de hormigón que se construyeron de forma provisional para sustituir al chabolismo- se ha tapiado definitivamente al estar las familias realojadas en vivienda normalizada. El Principado tapió, a través de una empresa de especializada contratada a tal fin, los últimos módulos del barrio. Previamente se había culminado el realojo en pisos de titularidad pública de las familias que los ocupaban.

Las dos últimas familias que habitaban en el barrio promocional ya han sido reubicadas en viviendas públicas de titularidad autonómica alcanzando, de este modo, el objetivo de erradicar este barrio de infraviviendas. A tal fin, se procederá a elaborar el proyecto de demolición por parte de VIPASA, y desde el consistorio local se colaborará programando una primera limpieza del entorno y enseres que hay allí acopiados para proceder a su retirada.

El conocido Barrio Promocional de Piñeres se asienta sobre una finca de 2.500 m² de titularidad municipal. En el año 1978 estos terrenos fueron donados por el Consistorio al Estado para la construcción de la Casa Cuartel de la Guardia Civil, tras no cumplirse este fin, la propiedad, por reversión, volvió a ser municipal. El 27 de diciembre de 1984, el Pleno Municipal acordó destinar el inmueble a la construcción de viviendas prefabricadas para erradicar el chabolismo en el Concejo. Inicialmente se construyeron en 1985, con carácter provisional, no permanente y como paso previo a la necesaria integración y realojo con carácter definitivo de la población allí asentada, seis módulos prefabricados. En el año 2001, tras un incendio, fueron derribados y sustituidos por las doce viviendas prefabricadas de hormigón actualmente existentes en el asentamiento.

Desde la Concejalía de Bienestar Social, través de los Servicios Sociales Municipales, se ha venido trabajando con este colectivo en diferentes programas educativos, sociales, o formativos, con el objetivo de acabar con sus desigualdades. Programa de apoyo escolar y tareas de ocio educativo; charlas-talleres de todo tipo: educación sexual, planificación familiar, primeros auxilios, cuidados y urgencias en casa, asma, preparación teórica del permiso de conducir; clases de alfabetización; acompañamiento en la búsqueda de vivienda normalizada, entre otros, han sido algunos de los proyectos de los cuales las más de veinte familias que actualmente viven en el concejo se han beneficiado. Programas que han tenido unas consecuencias positivas en esta comunidad y que se ha visto reflejadas más expresamente cuando VIPASA, ha procedido al cierre, mediante el tapiado, de los dos últimos módulos prefabricados de este barrio candasín.

El objetivo del tapiado que ordenó VIPASA es que estas infraviviendas no puedan volver a ser ocupadas mientras el ente autonómico, propietario de los mismos, procede a la contratación de la demolición definitiva. La policía local también colaborará con vigilancias periódicas por la zona.

A principios de este año, cuatro eran las familias que aun vivían el barrio, tras su reubicación en vivienda normalizada y el cierre de estos dos módulos, se pone fin a treinta y tres años de chabolismo en Carreño.