La firma Bodastyle especializada en invitaciones de bodas y sigue los nuevos estilos con propuestas variadas y marcando tendencias.

Pocos momentos existen que sean más especiales que una boda. Ese día, en el que la pareja por fin se da el “sí, quiero” para unir sus vidas por siempre, es uno repleto de jolgorio, de sentimientos positivos y de felicidad por parte de todos los que están presentes en la ceremonia.

Amigos, familiares, conocidos… Diferentes círculos que deciden compartir esa velada tan especial con esa pareja que va a dar un paso importantísimo en sus vidas, personas que han sido invitadas por tener una fuerte conexión con cualquiera de los dos y que están ahí para compartir esa alegría.

Personas que, por supuesto, tienen que haber sido invitadas previamente al enlace nupcial para poder asistir. Es una tradición que nunca cambiará. Las invitaciones de boda son una de las partes esenciales de cualquier enlace matrimonial, son ese pase con el que la pareja dice a sus más allegados cuándo es la fecha del gran día, dónde se va a celebrar y, por supuesto, que quieren compartir ese acontecimiento con ellos.

Conseguir algo que tenga un gran estilo, que quede marcado por la personalidad y los gustos de esas dos personas que van a casarse, es sumamente importante. De hecho, los diseños de las invitaciones de boda son tremendamente variados. Hay de todos los gustos y tipos, con formas que van desde lo más tradicional hasta lo más rocambolesco, tal y como se puede ver con la nueva colección de Boda Style.

Así es la nueva colección de invitaciones de boda de Boda Style

Esta firma, especializada en la elaboración de detalles para bodas y comuniones, así como invitaciones para enlaces nupciales y también comuniones, acaba de lanzar toda una nueva gama de productos en la que deja claro que los nuevos estilos son lo suyo, como también que tienen todo lo que cualquier pareja pueda necesitar.

La nueva propuesta de invitaciones de boda de bodastyle juega con las épocas, con los colores, con los materiales y con las formas. Desde el corte vintage hasta la presencia de Mickey y Minnie, el abanico de propuestas que acaba de lanzar al público para conseguir ese toque tan especial en la previa al matrimonio se caracteriza tanto por su variedad como por la calidad de los acabados de en las invitaciones.

Invitaciones hechas con láser, que aprovechan el relieve para conseguir formas de lo más especial, como también contenidos de lo más especial, e incluso algunas con arreglos florales insertados. Lo cierto es que hay mucho entre lo que escoger, pero en todo ello encontramos siempre un denominador común, la fuerte presencia del color blanco y los acabados con toques de cartón, con ese marrón tan característico.

El corte DIY también está muy presente en este nuevo catálogo. Todo parece hecho a mano, salvo casos muy concretos, para arrojar naturalidad sobre el acabado final. Muchas de las invitaciones de boda de Boda Style parecen hechas por la propia pareja a mano, lo que le da un toque personal muy atractivo para cualquiera que las vea, y sobre todo para quienes se estén planteando su compra.

Por otra parte, los márgenes de precio son bastante consistentes. Se pueden encontrar desde invitaciones baratas por 50 céntimos hasta otras con un precio final de más de 3 euros. Evidentemente, hablamos de precio final sin montaje, ya que es algo que suele quedar en manos de la pareja, que siempre ha de pasar por ese ritual de rematar cada invitación para hacerla propia e individual.

El despliegue de Boda Style con su nueva colección de invitaciones para boda es bastante interesante. Sigue las nuevas tendencias en este territorio, y las adereza con un acabado propio y muy casero, el cóctel perfecto para hacer que sean algo que resulte verdaderamente especial.

Cualquier pareja que tenga intención de darse el “sí, quiero” pronto, puede encontrar en el renovado catálogo de esta firma una gran cantidad de opciones entre las que dará con más de una que encajará perfectamente con sus gustos. La variedad está totalmente garantizada en sus invitaciones, y lo que es mejor, la calidad también.