Berlín, 3 dic (dpa) – El Gobierno alemán admitió hoy que recibió con “asombro” las declaraciones del presidente ruso, Vladimir Putin, sobre Ucrania en las que el dirigente se refirió a Kiev como el bando “de la guerra”.

En una comparecencia rutinaria ante la prensa celebrada hoy en Berlín, el portavoz del Ejecutivo germano, Steffen Seibert, recalcó que el Gobierno de Ucrania es legítimo y que ha sido elegido democráticamente, por lo que sigue siendo un actor fundamental en las negociaciones de Minsk, que tratan de rebajar la tensión del conflicto abierto entre Moscú y Kiev.

Putin sorprendió el pasado sábado a la comunidad internacional al acusar al Ejecutivo ucraniano de no querer poner fin a un enfrentamiento que se prolonga desde hace más de cuatro años.

“El Gobierno actual de Ucrania no tiene interés en resolver el conflicto, especialmente por medios pacíficos”, dijo durante una rueda de prensa celebrada en Buenos Aires en el marco de la cumbre del G20.

Seibert recordó que Rusia se había anexionado Crimea vulnerando el derecho internacional y apuntó que también Moscú brindaba apoyo a los separatistas que luchan en el este de Ucrania. “Es decir, allí es donde recae la principal responsabilidad de la crisis y de la violencia que tantas víctimas mortales ha causado en el este de Ucrania”, subrayó el vocero.

El conflicto de Ucrania jugó un papel fundamental en los encuentros bilaterales que la canciller Angela Merkel mantuvo días atrás en la cumbre del G20 de Buenos Aires con el presidente estadounidense, Donald Trump, y con el propio Putin.

En ambas reuniones, la mandataria germana insistió en que Moscú tenía que permitir la libre circulación de barcos en el Mar de Azov, así como el acceso a los puertos ucranianos.

Hace poco más de una semana, la Guardia Costera rusa impidió el paso de tres buques de la Marina ucraniana por el estrecho de Kerch, un episodio que derivó en una escalada de tensión entre Moscú y Kiev.