Bruselas, 3 dic (dpa) – La decisión de dejar de cambiar la hora en otoño y primavera en Europa no se tomará el año próximo sino seguramente en 2021, aseguró hoy el ministro de Transporte de Austria, Norbert Hofer, poco antes de una reunión con sus homólogos europeos en Bruselas.

Esa fecha -dos años más tarde de lo propuesto por la Comisión Europea en septiembre- dará más tiempo a los países miembros para prepararse, indicó Hofer, cuyo país preside este semestre la Unión Europea (UE).

El calendario fijado por la Comisión ya recibió críticas en octubre, cuando algunos países alertaron de que no había tiempo para hacer los necesarios ajustes en áreas como por ejemplo el tráfico aéreo.

Austria estaba a favor de una rápida eliminación del cambio de hora, dijo Hofer, pero otros países tenían dificultades, por lo que Viena optó por proponer una postergación de la medida. “Si hubiésemos insistido en hacerlo de inmediato la propuesta habría fracasado y no se habría podido acabar con el cambio horario”, dijo el ministro.

En los Estados de la UE los relojes se modifican en una hora desde 1996 todos los últimos domingos de marzo y de octubre. La Comisión propuso acabar con esta práctica a partir de 2019 después de que una encuesta ciudadana mostrara un apoyo mayoritario a la medida. Los países deben elegir en qué franja horaria se quedan, si en la de verano o la de invierno.

Sin embargo, ahora existen dificultades en la coordinación entre los distintos países ya que se quiere evitar que cada uno elija una hora distinta y se tenga un “patchwork” horario, dijo Hofer.