Espectáculos naturales en zonas vírgenes, impresionantes localidades repletas de historia e intensos colores, así es Asturias, una tierra de contrastes y belleza salvaje. Sus playas y las calas escondidas, sorprendentes lagos, cuevas profundas, bosques de ensueño, anfiteatros creados por la naturaleza y sus encantadores pueblos marineros al pie de las montañas, hacen de Asturias un imán para los turistas y los visitantes que aman los deportes de aventura. La paz y la tranquilidad bucólica invaden al visitante en el Parque Nacional Picos de Europa, con kilómetros de magia, puentes increíbles y vertiginosos acantilados que se quedan por siempre en la memoria.

La aventura asturiana del descenso del Sella

Cuando en 1929, Dionisio de la Huerta se decidió a realizar su primer recorrido en canoa por las cristalinas aguas riosellanas, no se imaginaba que el descenso del Sella iba a ser emulado por visitantes extranjeros de todas partes del mundo, que decidieron en 1951 organizarlo como una competencia, y que en la actualidad es conocida como el Descenso Internacional del Sella. Considerada como uno de los más concurridos y destacados, supera el millar de palistas y bateo en el panorama internacional del descenso de ríos.

Usualmente el recorrido inicia en el puente de Arriondas, en las estribaciones de los Picos de Europa, pasa por Cangas de Onís, justo al lado del famoso puente romano, y concluye en Ribadesella, junto al paseo que bordea el puerto pesquero. Estas sensacionales actividades de turismo de aventura se desarrollan en un entorno ideal, donde se sienten y viven los Picos de Europa, el hermoso río Sella desde su cauce y el mar Cantábrico como telón de fondo.

El descenso de De la Huerta, que inspiró el internacionalmente conocido evento, inspira a muchos deportistas y amantes del turismo de aventura a acudir a Ranasella, año tras año, para realizar el emocionante descenso en piragua, que ha motivado a la fundación de la Escuela Asturiana de Piragüismo, que posee más de 25 años de experiencia, a enseñar, entrenar las técnicas y procedimientos para el buen desarrollo de este turismo activo, que se ha convertido en una de las actividades de aventura más populares en Asturias. La emoción y el vértigo del rafting en el Sella atrae a los turistas y deportistas más arriesgados, aunque no sea necesario una condición física especial para realizarla, solo saber nadar y muchas ganas de disfrutar emociones en un entorno natural.

Encanto bucólico en los apartamentos rurales de montaña

Reponer fuerzas y descansar en apartamentos rurales en Asturias es ideal, sobre todo luego de un emocionante descenso por el Sella. Y para esto Luarca es la mejor opción, un entorno natural donde la montaña y el mar se dan la mano.

Estos apartamentos rurales, concebidos y diseñados siguiendo pautas y tradiciones ancestrales de las antiguas casonas de las aldeas, están hermosamente construidos con materiales naturales extraídos con criterio ecológico, como piedras de río y madera de la región, al estilo que empleaban las casas rurales de la región rural de Bustiello de Paredes, enmarcado dentro del bello y muy conocido Valle de Paredes, catalogado como Pueblo Ejemplar de Asturias 2001, perteneciente al Concejo de Valdés, que ostenta la hermosa villa marinera de Luarca, como capital del occidente de Asturias y a la que tantos hacen alusión como “villa blanca de Asturias”.

Visitas a sus alrededores, las rutas de senderismo y las recomendaciones de los lugareños, que responden con un carácter amable y campechano a las solicitudes de los turistas, se juntan para crear el ambiente rural de montaña donde disfrutar de unas extraordinarias vacaciones.

El ambiente marinero de la costa Cantábrica inunda la escalonada ciudad, por donde transcurren en su paso los peregrinos del mundialmente conocido Camino de Santiago. Huir del bullicio y ajetreo de las grandes ciudades y respirar aire puro son algunos de los atractivos que hacen de estos apartamentos rurales lugares idílicos para grupos familiares o de amigos. Además de los atractivos cercanos como La Ermita de la Regalina, una construcción blanca que simboliza a Luarca, aunque pertenece a Cavedo, una impresionante ermita que se yergue sobre un vertiginoso precipicio que se asoma atrevidamente al mar. Entre las diversas rutas de senderismo que se pueden hacer, con diferentes distancias, una sale desde el pueblo y llega al Cabo Bustos, disfrutando de maravillosos prados verdes que bordean grandes acantilados, ideal para relajarse y desconectarse frente al inmenso mar.

Excursiones en grupo por Asturias con autocares de alquiler

Los lagos de Covadonga, La ermita de la Ercina, las minas de hierro de Buferra o el mirador de Ordiales son solo algunos de los atractivos que ofrece Asturias al viajar en coche o en autocar. Es muy fácil el alquiler de autocares en Asturias, con la comodidad de solo un clic, es posible acceder a los eficientes servicios de El Castromocho y disfrutar de sus maravillosos paisajes donde se pueden apreciar águilas y buitres volando por un nítido cielo azul que inspira y quita los pesares y las telarañas del alma del turista.

Son imágenes naturales únicas en el mundo que parecen sacadas de una postal y estimulan a respirar profundo. Los servicios regulares a los clientes de alquiler de autocares se prestan desde 1963, con la profesionalidad y eficiencia que los caracteriza, realizando servicios discrecionales, transporte de escolares que disfrutan de las vacaciones, viajes turísticos a grupos familiares o de amigos que comparten los paisajes, el aire puro de la zona y la magnificencia natural que ofrecen los parajes.