Arte floral en Candás como terapia para «nuestros mayores»

0
223

Las personas mayores usuarias del Centro de Día participaron, en la mañana de hoy, viernes 4 de enero en un “Taller de Arte Floral” organizado por el Ayuntamiento de Carreño en el marco del convenio de colaboración suscrito entra esta entidad y la Fundación FASAD, gestora del Centro de Día y del CAI de Candás.

La actividad la impartió la florista local, Artemisa Alonso. El objetivo de la misma fue que las personas mayores tomasen contacto con la naturaleza, trabajando en el centro con flores verdes del entorno y diseñando un arreglo floral que llevaron a sus domicilios.

Sobre la base de una esponja natural verde, la cual estaba envuelta en papel decorativo de varias texturas en color dorado o plata, bañada en agua, fueron colocando los diferentes elementos decorativos que formarían parte del trabajo final. Siempre bajo la atenta supervisión de la monitora del taller y tras atender las oportunas explicaciones.

Lo primero que hicieron fue colocar una vela en el centro de la esponja. Para, a continuación, empezar a pelar las ramas de abeto español y colocarlas alrededor de la base hasta taparla por completo. Tras el abeto colocaron dos adornos navideños (unas bolas en los mismos tonos) y en enfrente un conjunto de tres piñas, unas ramitas de canela, unos trozos de naranja seca y un lazo decorativo. Para finalizar añadieron el toque de color con la introduciendo unas hojas de roble rojo y unas cañas nevadas blancas naturales.

En la elaboración del Centro Floral jugaron con los colores, las texturas, los olores de los diferentes elementos, pasando del color verde del abeto al rojo del roble, del marrón de la canela o la piña al naranja de la naranja. Todo un mundo de colores que nos recuerda la época del año en la que nos encontramos.

Lo olores también jugaron un papel muy importante. El abeto dejó un aroma en el centro de día que inspira libertad, frescura, evocándoles los paseos por el bosque; la naranja a la primavera, a los días de sol; mientras que la canela recuerda las faenas en la cocina de carbón.

Las persona expertas aseguran que el tipo de actividad manual como la utilizada en el arte floral, cuenta con un plus que la convierte en afición terapéutica, ya que el uso de las manos y de todos los sentidos en una actividad logra que el ser humano se sienta motivado y conectado tanto emocional, como personalmente.

Por tanto el arte floral se le puede considerar como una fuente de bienestar físico y psicológico. Resultando especialmente interesante como terapia para personas de edad avanzada al estimular sus capacidades cognitivas y prevenir trastornos de la mente. Entre los beneficios de este arte floral se encuentra el contacto con la naturaleza; el fomento de la concentración y el uso de todos los sentidos; estimula la mente y la creatividad; facilita el sentimiento de satisfacción; y potencia la capacidad de resolución de problemas no convencionales.

Artemisa Alonso tiene más de veinte años de experiencia como florista. Así que con su colaboración acercamos el arte floral y la jardinería a todos los colectivos. Hoy, la naturaleza formó parte de la vida cotidiana de los/as mayores, convirtiendo las flores y plantas en arte.