Buenos Aires, 13 sep (dpa) – Argentina registró en agosto un 3,9 por ciento de inflación, el número más alto en lo que va del año, y acumuló un alza de precios de 24,3 por ciento en los primeros ocho meses, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) estatal en Buenos Aires.

La inflación alcanzó, en tanto, 34,4 por ciento en la comparación interanual, entre agosto de 2017 y agosto último, según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por el INDEC.

Este resultado superó el techo de 32 por ciento pactado entre el Gobierno de Mauricio Macri y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el acuerdo de rescate financiero por 50.000 millones de dólares otorgado en junio por el organismo multilateral y que se encuentra bajo una revisión técnica.

La fuerte devaluación del peso en agosto, de un 35 por ciento, ocasionó una nueva alza de la inflación debido a que muchos de los precios de las materias primas y el combustible se rigen por su valor en dólares.

Los rubros Comunicación (12,4%), Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (6,2%), Alimentos y Bebidas (4%) y Transporte (4%) fueron los que más aumentaron, reportó el INDEC.

Argentina atraviesa desde hace más de diez años un proceso inflacionario, que fue menguando o creciendo según la época, pero en estos últimos meses se aceleró y el Gobierno no logra controlar el alza de precios en medio de una fuerte devaluación del peso, que desde comienzos de año perdió más de un 90 por ciento de su valor frente al dólar.

En 2016, el país sudamericano había alcanzado casi un 40 por ciento de inflación, mientras que en 2017 bajó a 24,8 por ciento.

Diferentes estimaciones públicas y privadas, sin embargo, destacaron la posibilidad de que la inflación anual finalice 2018 en 42 por ciento.

Una de las promesas electorales que el presidente, Mauricio Macri, hizo en su campaña de 2015 fue domar la inflación, algo que todavía no logró a tres meses de ingresar en su último año de mandato.

El Gobierno había fijado como meta para este año un 15 por ciento anual, una cifra que fue pulverizada en los primeros seis meses y que siguió en alza.

“No hemos podido erradicar (la inflación) porque tenemos que erradicar el problema estructural” del déficit fiscal, dijo Macri este jueves en un discurso pronunciado ante dirigentes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), una organización patronal de productores rurales.