El Ejecutivo ha aprobado el decreto que regula los requisitos y procedimientos de autorización sanitaria para el funcionamiento e inspección de los establecimientos de ortopedia. La normativa refuerza el control y vigilancia de esta actividad, mejora la protección de la salud y garantiza unas adecuadas condiciones en la prestación del servicio.

El decreto, que afectará a todos los establecimientos que dispensan productos como prótesis u órtesis, recoge los requisitos mínimos exigidos relativos al local, la cualificación del personal y el equipamiento. También plantea la creación del Registro de Establecimientos de Ortopedia del Principado, que será el órgano encargado de gestionar procedimientos relacionados con la modificación, renovación, revocación o cierre de estas instalaciones. Los locales de ortopedia que ya funcionan con autorización dispondrán de un año, a contar desde la entrada en vigor de la norma, para adaptarse a los nuevos requisitos.