Anuncian “grandes planes” para el Checkpoint Charlie de Berlín

0
74

Berlín, 23 jun (dpa) – El emblemático Checkpoint Charlie, una de las mayores atracciones turísticas de Berlín, experimentará mejoras, de acuerdo con un proyecto impulsado en estos días por la capital alemana.

En el puesto donde tras la construcción del Muro en 1961 estaban frente a frente los tanques estadounidenses y soviéticos actualmente conviven los datos históricos con artificios para turistas.

La administración del Senado de Berlín para desarrollo y vivienda urbanos difundió el primer bosquejo para dos superficies en el ex paso entre los antiguos sectores en la Friedrichstrasse, donde se prevé erigir el Museo de la Guerra Fría y viviendas sociales.

Del 1 de julio al 2 de agosto se iniciará el procedimiento de presentación de inquietudes y sugerencias. Posteriormente, el proyecto actualizado irá a la cámara de representantes del Gobierno regional. La administración del Senado aspira a que este plan de urbanización sea fijado hasta el 1 de febrero de 2020. Posteriormente habrá una prohibición de modificaciones para estos areales.

El inversor privado Trockland, al que pertenecen estos terrenos, no quiso manifestarse al respecto. Inicialmente también estaba prevista la construcción de un hotel en un área de estas superficies.

Desde hace muchos años el puesto en la ex frontera entre Berlín Occidental y Berlín Oriental se convirtió en una especie de Disneylandia banal, según aseguran las voces críticas.

Frente a una caseta de control del Ejército de Estados Unidos, que fue reconstruida, falsos soldados posan con banderas estadounidenses y recaudan euros por cada turista que quiere sacarse una foto con ellos.

Mientras tanto, vendedores callejeros intentan vender máscaras de gas y gorras militares, a la vez que hordas de turistas acuden diariamente al antiguo puesto de control, convertido en uno de los símbolos más famosos de la división de Alemania.

El puesto de control Charlie debe su nombre al alfabeto de la OTAN.

Los Aliados habían denominado previamente Checkpoint Alpha al paso por la autopista en Helmstedt y Checkpoint Bravo al de Drewitz, así que otorgaron la tercera letra, Charlie, a este paso fronterizo donde sólo los extranjeros, los diplomáticos y el personal militar aliado podían atravesarlo.