Antes criticados, hoy admirados: Aguafuertes de Rembrandt en Colonia

0
63
Una empleada del museo Wallraf-Richartz de Colonia observa un aguafuerte en la exposición «El mundo gráfico de Rembrandt». Foto: Federico Gambarini/dpa

Colonia (Alemania), 2 oct (dpa) – El Museo Wallraf-Richartz de Colonia presenta 27 aguafuertes del maestro holandés Rembrandt (1606-1669), miniaturas que reflejan la genialidad del artista también en formatos completamente diferentes a su gigantesca «Ronda de noche», una de sus obras más famosas.

Por ejemplo, un autorretrato del maestro con la melena desordenada y gran bigote es extremadamente pequeño y a la vez infinitamente delicado.

La muestra «El mundo gráfico de Rembrandt» incluye además once obras de quienes fueron sus modelos a seguir, artistas contemporáneos y sucesores.

Aún en vida, Rembrandt era conocido en toda Europa mediante este tipo de grabados. En el siglo XVII, sus aguafuertes eran innovadores y atrevidos.

Por ejemplo, otros pintores del Barroco representaban las figuras bíblicas de Adán y Eva como seres ideales con músculos y contornos perfectos, mientras que Rembrandt los plasmó como una pareja de mayor edad y de aspecto desagradable.

Un crítico de la época comentó indignado que el maestro los había retratado «con pechos caídos, manos deformadas y hasta con las marcas de las ligas en las piernas», y agregó que probablemente una mujer de la limpieza había servido de modelo a Rembrandt.

El artista se vengó con una caricatura que muestra al experto en arte con orejas de burro, mientras que el mismo Rembrandt se limpia el trasero desnudo.