Amazon está experimentando con un sistema para comprar en grandes superficies de Estados Unidos sin tener que pasar por caja, informó el “Wall Street Journal”.

En las tiendas de Amazon Go ya funciona así: las cámaras y otros sensores registran los artículos que los clientes toman de las estanterías. Para comprarlos basta con salir con ellos del local y se cargan a la cuenta de Amazon. Los primeros negocios de este tipo, de tamaño pequeño, se encuentran en Seattle, Chicago y San Francisco y cuentan con una pequeña selección de productos.

Amazon está probando ahora el sistema en Seattle también en una superficie más grande, en donde es más difícil hacer funcionar la tecnología debido a los techos altos y la gran cantidad de productos disponibles, por lo que podría pasar tiempo hasta que esté disponible en grandes supermercados.