Palu/Yakarta (Indonesia), 5 oct (dpa) – Tras el terremoto y el tsunami que arrasaron la isla indonesia de Sulawesi (Célebes), Alemania puso a disposición 1,5 millones de euros como ayuda de emergencia para la zona azotada por la catástrofe natural.

“Estamos en estrecho contacto con organizaciones de ayuda humanitaria y con el Gobierno indonesio para determinar las necesidades en el lugar y coordinar la ayuda”, indicó un tuit del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán en el que mostraba el apoyo de Alemania a Indonesia en esta situación.

El número de muertos tras los terremotos y el tsunami de la semana pasada en Indonesia podría incrementarse en más de 1.000 personas más porque en la ciudad de Palu se hundieron en una enorme grieta en la tierra más de un millar casas, informaron hoy las autoridades.

La cifra más actual sobre las víctimas de los sismos y el posterior tsunami que se produjeron el 28 de septiembre en la isla de Célebes (Sulawesi) es de al menos 1.571 muertos, pero las autoridades esperan que aumente cuando se rescaten todos los cadáveres que quedan bajo los escombros.

Más de 1.000 personas podrían estar desaparecidas tras el hundimiento de sus viviendas en el barrio de Balaroa, aseguró el portavoz del servicio nacional de rescate, Yusuf Latief, citando cifras proporcionadas por el alcalde de la localidad.

En dos partes de la ciudad de Palu, de 350.000 habitantes, la tierra se convirtió en una especie de papilla, un fenómeno conocido como licuefacción del suelo.

Mientras tanto, la ayuda va llegando al país cuando se cumple una semana del desastre. “La ayuda sigue llegando pero no todos los desplazados han recibido la asistencia adecuada tras el daño de las infraestructuras”, dijo el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Nugroho. “Todas las partes están intentando solucionarlo”.