Foto: Soeren Stache/dpa

Berlín, 11 ene (dpa) – La selección alemana de balonmano se impuso por 30-19 a Corea en el partido de apertura del Mundial de Balonmano 2019 celebrado en Berlín ante 13.500 espectadores.

Los aficionados locales despidieron el jueves por la noche a los jugadores entrenados por Christian Prokop con entusiasmo y una gran ovación tras el duelo inicial del torneo.

“Había muchas emociones en el duelo. Mi equipo lo hizo de manera brillante”, elogió Prokop a sus muchachos. “Nos defendimos de forma inteligente y con intensidad y cometimos pocos errores técnicos”.

Dinamarca, el otro organizador del Mundial de Balonmano 2019, venció por su parte con claridad a Chile por 39-16 en Copenhague.

El sensacional ambiente vivido tanto en Alemania como Dinamarca fue del agrado de los jugadores. “Todos vinimos con una sonrisa y se nos puso la piel de gallina”, dijo el capitán alemán Gensheimer. “Para nosotros era importante comenzar bien el torneo. Fue un gran inicio”.

Con siete goles, el capitán fue el mejor lanzador de la selección germana contra un rival compuesto por jugadores de Corea del Norte y Corea del Sur.

El equipo de Prokop disputará su próximo partido el sábado ante Brasil en el Mercedes-Benz Arena de la capital alemana. “Es un rival de un calibre deportivo totalmente distinto”, indicó Prokop. “Pero queremos disfrutar de este gran ambiente de nuevo”.