Curiosidades de Asturias que debes saber antes de visitarla por primera vez

Situada en el norte de España. Tierra de lluvia, de buena bebida, buena comida y mejor gente. Asturias es una de las comunidades autónomas más conocidas en todo el país por su clima y sus paisajes, y también por la fama de buenos comensales que tienen sus habitantes. Es una tierra repleta de interés para los que viven en polos completamente opuestos, como son sus lejanos vecinos los andaluces.

Por este motivo, no es de extrañar que muchos quieran visitar este lugar tan distinto al resto de parajes de la geografía española. Aunque realmente se trate de una zona poco conocida por el resto del país, esconde muchos encantos que se vuelven irresistibles para los que la visitan. Tanto, que raro es el que no quiere repetir para seguir disfrutando de todo eso que hace a la comunidad asturiana tan interesante.

Si te ha despertado especial interés y has decidido que tu próximo destino para vacaciones o para un viaje fugaz es Asturias, antes has de saber una serie de cosas bastante importantes para disfrutar al máximo de esta tierra. Curiosidades, aspectos imprescindibles… Todo lo necesario para saber sacar partido y no sentirte como un extraterrestre cuando oigas hablar a un asturiano mientras paseas por cualquiera de los verdes prados del lugar.

El habla y su lengua propia

Sí, los asturianos también tienen una lengua propia. Aunque no está reconocido de manera oficial, el bable contiene multitud de palabras que se han quedado grabadas en el subconsciente de los habitantes de esta comunidad. Realmente, son muy pocos los que saben hablarlo a la perfección; sin embargo, su transmisión a través de las generaciones y su mezcla con el castellano han llevado a que se escapen palabras o términos con significado distinto a lo que habituamos en otras regiones del país. No te preocupes si no los entiendes, a veces ni ellos se dan cuenta. Ah, y tampoco pienses que te gritan, por lo general hablan muy alto, también rápido, y eso es algo de lo que tampoco se dan cuenta hasta que te ven la cara.

Amantes de la buena bebida y la buena comida

Prepara tu estómago y tu hígado también. En Asturias se come y se bebe mucho; tanto, que lo más normal es pedir un culín de sidra sea la hora que sea. Curiosamente, esta bebida tan común allí tiene por costumbre ser compartida del mismo vaso. Eso sí, cuando se va a terminar, el poso se tira al suelo para devolver a la tierra lo que es suyo (o para limpiar el vaso de los restos de los demás que han bebido de él).

En cuanto al comer, ve preparado. En Asturias se come en cantidad y nadie se queda con hambre. Es la tierra del cachopo, de los escalopines al cabrales y de la fabada. Podrías intentar probarlo todo, pero no tendrás ni tiempo ni un estómago lo suficientemente grande como para digerirlo sin perecer en el intento. No digas que te has quedado con un poco de hambre, porque siempre querrán satisfacer tus ganas de comer por mínimas que sean (son así de majos también con la comida) y, por supuesto, no te vayas sin probar el pastel de cabracho.

La lluvia no es problema

Esta tierra tiene la fama de contar con un clima mayormente lluvioso, y es cierto; aunque no impide que los asturianos sigan su vida de manera normal. No es una zona especialmente fría, aunque es algo que puede darse tanto en invierno como en pleno verano. Ah, y eso tampoco les impide bañarse en pleno agosto. Da igual que esté cayendo todo un diluvio, si llega el octavo mes del calendario hay que darse al menos un chapuzón, siempre y cuando no haya una tormenta.

Que no te sorprenda tampoco si los ves con chaqueta aunque el termómetro se acerque a los 30 grados. El clima les ha obligado a ser precavidos por naturaleza, y es que las noches pueden ser tremendamente frías si te pillan desprevenido, de ahí que también haya especial gusto por las bebidas alcohólicas. No hay nada que haga entrar tanto en calor como una buena copa.

Desde luego, Asturias es una tierra carismática y especial. Todo el que la visita quiere volver, ya sea por lo encantadora que es su gente, lo peculiar de su clima o de sus hábitos o, por supuesto, por las buenas comilonas que uno se puede dar allí. Esperamos que estas curiosidades que te hemos traído te sirvan para saber lo que te espera en tu primera vez allí. Te aseguramos que no te arrepentirás de tu visita a esta tierra.

CONTENIDOS RELACIONADOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies