Para aquellos que les guste cocinar o que tengan un negocio relacionado con la hostelería, puede que se les haya pasado por la cabeza comprar una picadora de carne. Se trata de un utensilio que no suele estar en muchas cocinas, sin embargo, presenta múltiples beneficios para realizar algunas recetas.

Si estás pensando en adquirir una picadora de carne y no tienes claro las características que debe tener, te recomendamos que te fijes en qué necesitas y luego eches un vistazo a las características de las picadoras para dar con la adecuada para tu cocina.

Adquirir una picadora de carne te facilitará muchos cocinados. Si te gusta preparar tú mismo las hamburguesas podrás picar la carne y luego añadir lo que se te ocurra para hacer tus propios preparativos. Además, también será útil para poner la cantidad de grasa y la textura que desees a tu carne picada, y podrás preparar recetas que ni habías pensado.

Se trata de una herramienta de cocina que resulta muy cómoda y que dado su bajo coste, la amortizarás enseguida, incluso si solo la vas a utilizar para ocasiones puntuales.

A la hora de elegir una picadora de carne te recomendamos que te fijes en varios aspectos. Uno de ellos será la limpieza. Es conveniente que te fijes en si la picadora que compras se puede limpiar con facilidad, ya que no es simplemente una cuestión de comodidad, sino que además, con una limpieza insuficiente puedes tener resultados nefastos como la introducción de bacterias.

Otra de las cuestiones son los accesorios que presentan las picadoras. En este punto tendrás que pensar para qué la vas a usar. Además de picar carne hay utilidades como rallar hortalizas, embutir (longanizas, chorizos, etc.) Tendrás que pensar qué es lo que necesitas antes de comprarla. Si solo la vas a utilizar para picar carne podrás elegir un modelo más sencillo.

El precio también es una cuestión importante, pero si vas a picar carne con grasa necesitarás más potencia que si utilizas una carne más ligera. Las picadoras más económicas tienen menos potencia, así que piensa bien qué quieres antes de hacer la inversión.

Existen diversos modelos, desde el más económico al más sofisticado, pasando por picadores profesionales o sencillas para estar por casa. No se trata de comprar la que más utilidades tenga, sino la que más necesitemos.